• Un hospital provisional establecido en el centro comercial Iran Mall en Teherán (capital) tras el brote de coronavirus, 21 de marzo de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 22 de marzo de 2020 16:20

Paquistán condena las sanciones “injustas” y “crueles” de EE.UU. contra Irán y pide a Trump que las suspenda ante el brote del COVID-19 en el país persa.

El primer ministro paquistaní, Imran Jan, en un mensaje emitido este domingo en su cuenta de la red social Twitter ha alertado que el pueblo iraní enfrenta “problemas dolorosos, indescriptibles”, en su lucha contra el nuevo coronavirus, conocido como COVID-19.

Yo pido al presidente (de EE.UU., Donald) Trump que levante las sanciones contra Irán hasta que termine la pandemia”, ha escrito.

El premier paquistaní ha enfatizado que la lucha contra el coronavirus requiere de la unidad del ser humano, para luego señalar que las sanciones han dificultado la lucha de la nación persa contra el COVID-19 y tienen efectos negativos en su defensa de la salud.

Paquistán pide fin de sanciones a Irán en plena lucha contra COVID-19

 

Entretanto, el líder de la oposición en el Parlamento paquistaní, Shahbaz Sharif, líder de la Liga Musulmana de Paquistán (PML, por sus siglas en inglés), en una carta remitida la jornada de hoy al embajador de Irán en el país vecino, ha subrayado que la oposición, junto al Gobierno, insiste en el levantamiento de las sanciones unilaterales de EE.UU.

“El PML urge al Gobierno de Paquistán a que plantee ante la comunidad internacional el tema de la suspensión de las injustas sanciones contra Irán”, ha indicado, aseverando que las normas internacionales y la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) requieren la solidaridad con el pueblo iraní.

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, en una llamada telefónica al canciller del país vecino, Shah Mahmud Qureshi, ha agradecido, este mismo domingo, el apoyo de Islamabad a Teherán. 

Pese a la gravedad de la situación y la pandemia del COVID-19, Washington sigue con su política hostil, endureciendo las medidas coercitivas antiraníes. 

Zarif tildó el sábado de “hipócrita” la oferta de EE.UU. para ayudar a Irán en la lucha contra el nuevo coronavirus y enfatizó que el país persa puede cuidar de sí mismo, además de indicar que, en caso de que fuera necesario, tiene “suficientes amigos” en el mundo, con los que puede contar, y lo único que Washington debe hacer es no obstaculizar el proceso.

msm/anz/rba