• El primer ministro interino israelí, Yair Lapid, lanza la campaña electoral de su partido en Tel Aviv, 3 de agosto de 2022.
Publicada: lunes, 8 de agosto de 2022 18:12
Actualizada: lunes, 8 de agosto de 2022 20:55

El representante de Lista Conjunta Árabe del parlamento israelí acusa a Yair Lapid de declararle la guerra a la Yihad Islámica para ganar las próximas elecciones.

El diputado árabe-israelí Sami Abú Shehadé ha denunciado este lunes que la reciente ofensiva militar ordenada por el primer ministro israelí, Yair Lapid, contra el movimiento Yihad Islámica Palestina en la Franja de Gaza tenía como objetivo ulterior recabar votos para las próximas elecciones, previstas para el 1 de noviembre, ha recogido el diario The Time of Israel.

En este sentido, ha lamentado que la sociedad israelí haya perdido su humanidad por el apoyo que da a los ataques contra los civiles palestinos.

“Las últimas encuestas han molestado a Lapid y a (ministro de Defensa, Benny) Gantz por lo que intentan mantenerse en el poder a costa de la sangre palestina”, ha sentenciado.

En una entrevista concedida a la televisión pública israelí, Abú Shehadé ha calificado como “crimen de guerra” los recientes ataques aéreos israelíes contra Gaza que dejaron decenas de muertos y heridos, entre ellos un comandante de la Yihad Islámica Palestina, Taysir al-Yabari.

 

Respecto a la muerte del comandante palestino, el parlamentario ha denunciado que cualquier muerte sin juicio es un crimen y si lo perpetran los israelíes no lo hace más legítimo.

Además, ha indicado que lo que más miedo le da es que la sociedad israelí y sus medios de comunicación se han alineado completamente con la ofensiva como una “máquina de destrucción masiva”. “Tras las bombas inteligentes hay una sociedad estúpida. Solo una sociedad estúpida pierde su humanidad”, ha resaltado.

Según el Ministerio de Sanidad palestino, la agresión israelí contra Gaza se ha saldado con la muerte de 44 palestinos, entre ellos 15 niños.

Bombardear viviendas para matar y herir a personas inocentes, sobre todo a niños, se considera un delito en toda regla, hechos que se llevan a cabo frente al silencio de la comunidad internacional.

En reacción, los grupos de la Resistencia palestinos dispararon cientos de misiles contra Tel Aviv y otras ciudades israelíes y han asegurado que considerarán nulo el acuerdo de la tregua y reanudarán la lucha, si el enemigo israelí no cumple con las condiciones.

rth/ctl/rba