• Un túnel excavado debajo del barrio Silwan, en el este de la ciudad de Al-Quds, 30 de junio de 2019.
Publicada: lunes, 1 de julio de 2019 8:08
Actualizada: martes, 2 de julio de 2019 2:27

Palestina denuncia la participación de autoridades estadounidenses en la ceremonia de apertura de un túnel israelí debajo del barrio de Silwan, en la ciudad de Al-Quds.

“Consideramos que la presencia de Jason Greenblatt y David Friedman [el enviado especial de la Casa Blanca para el Oriente Medio y el embajador estadounidense en los territorios ocupados, respectivamente] en la excavación de un túnel en Silwan, que llega hasta la Mezquita Al-Aqsa, es un crimen de guerra que debe ser condenado y confrontado de manera universal e inequívoca”, declaró la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en un comunicado.

LEER MÁS: Palestina pide a la ONU indagar túneles israelíes bajo Al-Aqsa

OLP acusó, además, a la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, de contribuir a la expansión de los asentamientos ilegales israelíes en el este de la ciudad de Al-Quds (Jerusalén), de provocar tensiones religiosas y avivar las llamas del conflicto en los territorios ocupados.

Los palestinos consideran el proyecto en el distrito de Silwan como un esfuerzo más del régimen de Tel Aviv para cimentar su control sobre las áreas ocupadas desde 1967.

Consideramos que la presencia de Jason Greenblatt y David Friedman [el enviado especial de la Casa Blanca para el Oriente Medio y el embajador estadounidense en los territorios ocupados, respectivamente] en la excavación de un túnel en Silwan, que llega hasta la Mezquita Al-Aqsa, es un crimen de guerra que debe ser condenado y confrontado de manera universal e inequívoca”, declaró la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en un comunicado.

 

Por su parte, el secretario general de la OLP, Saeb Erekat, acusó a Friedman de ser un “colono israelí extremista” y no un embajador estadounidense.

LEER MÁS: Palestinos denuncian pose del embajador de EEUU con una foto de un templo judío

El objetivo de las excavaciones israelíes debajo de la Mezquita de Al-Aqsa

Los disturbios en la Explanada de las Mezquitas ya duran décadas. Los judíos extremistas y las autoridades del régimen de Israel están recurriendo a todas las medidas a su alcance para arrebatarles a los palestinos el lugar y construir sobre sus ruinas un templo judío.

LEER MÁS: Israel detiene a ministro palestino por visita de Piñera a Al-Aqsa

En esta lucha sin cuartel, Israel cuenta con el apoyo de EE.UU., que al designar la ciudad palestina de Al-Quds capital de este régimen, allanó el camino para judaizar esta urbe sagrada.

Varios grupos palestinos, entre ellos el Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), ya incluso antes de la profanación por algunos grupos sionistas de la Mezquita Al-Aqsa, denunciaron que se trataba de una “guerra religiosa sistemática contra el pueblo palestino y sus lugares sagrados, lanzada por el ocupador régimen israelí y respaldada por la Administración estadounidense”.

LEER MÁS: Soldados y colonos israelíes atacan a fieles palestinos en Al-Aqsa

mkh/ftm/nii/