• El premier israelí, Benyamin Netanyahu, durante una reunión de su gabinete, septiembre de 2017.
Publicada: viernes, 13 de octubre de 2017 7:21
Actualizada: viernes, 13 de octubre de 2017 9:17

El premier israelí se opone a la reconciliación alcanzada entre los movimientos HAMAS y Al-Fatah y alega que este acuerdo dificulta la paz palestino-israelí.

“No hay nada que queramos más que la paz con todos nuestros vecinos, pero la reconciliación entre Al-Fatah (Movimiento Palestino de Liberación Nacional) y HAMAS (Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina) hace que la paz sea mucho más difícil de alcanzar”, afirmó Benyamin Netanyahu en un comunicado publicado el jueves en sus cuentas oficiales en Facebook.

De esta manera, el primer ministro israelí reaccionó al anuncio hecho el mismo jueves por los referidos movimientos palestinos sobre un acuerdo para establecer un gobierno de unidad nacional en Palestina.

Netanyahu subrayó que mientras HAMAS no se desarme, Israel “lo considera responsable de todos los actos de terrorismo originados en (la Franja de) Gaza”, zona controlada por la Resistencia desde 2007.

Además, volvió a insistir en que la reconciliación palestina incluya el reconocimiento de Israel en los territorios palestinos ocupados, según recogió la agencia británica de noticias Reuters.

No hay nada que queramos más que la paz con todos nuestros vecinos, pero la reconciliación entre Al-Fatah (Movimiento Palestino de Liberación Nacional) y HAMAS (Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina) hace que la paz sea mucho más difícil de alcanzar”, afirmó el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu.

 

En virtud de esta reconciliación nacional, firmada después de intensas negociaciones en El Cairo (capital egipcia), HAMAS entregará el “control total” de la bloqueada Franja de Gaza a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) a partir del 1 de diciembre, y Al-Fatah implementará la iniciativa de un gobierno de unidad nacional palestina antes de las elecciones generales, que se celebrarían en el plazo de un año.

Con fecha anterior, Netanyahu expresó su oposición a los esfuerzos de reconciliación entre las facciones rivales palestinas, comenzadas en septiembre, después de que la Resistencia aceptara las condiciones del Al-Fatah, liderado por el presidente de la ANP, Mahmud Abás.

El líder de HAMAS, Ismail Haniya, destacó que sus esfuerzos hacia una reconciliación palestina buscan acabar con la ocupación israelí de Cisjordania y el bloqueo de Gaza.

mjs/ncl/mkh

Commentarios