• El líder de HAMAS, Ismail Haniya, habla a la prensa tras su llegada al paso fronterizo de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, 19 de septiembre de 2017.
Publicada: domingo, 1 de octubre de 2017 16:23

HAMAS destaca que sus esfuerzos hacia una reconciliación palestina buscan acabar con la ocupación israelí de Cisjordania y el bloqueo de Gaza.

“La reconciliación es una voluntad y una decisión para impedir que Israel se trague la (ocupada) Cisjordania y continúe con el asedio de la Franja de Gaza”, ha indicado el líder del Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS), Ismail Haniya, en un comunicado emitido el sábado.

Esta misma jornada, varios funcionarios de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) llegaron a Gaza para reanudar conversaciones con líderes de HAMAS sobre la reconciliación nacional de las facciones palestinas.

Hace un mes, las autoridades de HAMAS aceptaron las condiciones del Movimiento Palestino de Liberación Nacional (Al-Fatah), liderado por el presidente Mahmud Abás, en pro de una reconciliación que incluyen elecciones generales en la ocupada Cisjordania y la Franja de Gaza.

Haniyeh, no obstante, describe como “estratégica” la decisión de HAMAS de poner fin al largo conflicto entre las facciones palestinas y señala que esta medida surgió “de una voluntad nacional y con el apoyo de su poder político y militar, así como su estatura firme frente al asedio y las guerras”.

La reconciliación es una voluntad y una decisión, para impedir que Israel se trague la (ocupada) Cisjordania y continúe con el asedio de la Franja de Gaza”, ha indicado el líder de HAMAS, Ismail Haniya. 

 

“Entendemos que el proceso de reconciliación interno-palestino podría ser largo, debido a los reveses en el camino y que hay muchas cuestiones que requieren decisiones valientes, pero estamos seguros de que hemos comenzado a derribar el muro de separación. Estamos en una situación de cambios nacionales, regionales e internacionales”, ha aseverado Haniya.

Desde su llegada al poder en Gaza en 2007, HAMAS ha luchado en tres guerras lanzadas por el régimen de Israel contra este enclave costero, donde gobierna bajo un bloqueo israelí.

Es de mencionar que el régimen de Israel ocupó también Cisjordania y Al-Quds (Jerusalén) en la Guerra de los Seis Días, en 1967. Actualmente, más de 570.000 colonos israelíes viven en unos 120 asentamientos construidos ilegalmente en Cisjordania y Al-Quds.

myd/ncl/tmv/hnb

Comentarios