• El primer ministro de Israel, Benyamin Netanyahu.
Publicada: martes, 26 de abril de 2016 21:14

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) ha expresado su “profunda preocupación” por la reivindicación de Israel de los altos del Golán, región siria ocupada desde 1967.

“Los miembros del Consejo expresaron su profunda preocupación por las recientes declaraciones israelíes sobre el Golán y subrayaron que el estatus de esta zona no ha cambiado”, ha advertido este martes el embajador chino Liu Jieyi, en nombre de los quince países miembros.

Según Liu, que ejerce la presidencia del Consejo este mes, el CSNU ha reiterado que la resolución 497, aprobada en 1981 por este mismo organismo, ya declaró la anexión por parte de Israel “nula, inválida y sin efectos legales internacionales”.

Los miembros del Consejo expresaron su profunda preocupación por las recientes declaraciones israelíes sobre el Golán y subrayaron que el estatus de esta zona no ha cambiado”, advierte el embajador chino Liu Jieyi, en nombre de los quince países miembros del CSNU.

Ha manifestado, a su vez, su esperanza de que la solución definitiva sobre la zona se alcance por medio de la negociación y, mientras tanto, se respete la zona de desarme establecida por la Organización de naciones Unidas (ONU).

La reacción del Consejo de Seguridad de la ONU se debe a las declaraciones del primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, a mediados del mes en curso sobre que “Israel jamás se retirará de los altos de Golán”.

“La meseta de Golán permanecerá en manos de Israel para siempre y no importa quién esté en el gobierno del lado sirio”, dijo Netanyahu en alusión a los diálogos intersirios que se celebran en la ciudad suiza de Ginebra y la posibilidad de una reincorporación al territorio sirio de dicha región.

Las declaraciones del premier israelí provocaron la reacción del vicecanciller sirio, Faisal al-Miqdad, quien aseguró que Damasco nunca dejará de resistir ni renunciará a su territorio, actualmente ocupado por Israel.

En junio de 1967 y en el marco de la Guerra de los Seis Días, el régimen israelí se apropió de la meseta de Golán en Siria y en 1981 la incorporó al sistema jurídico israelí. Ese mismo año, el CSNU condenó por unanimidad la medida del régimen de Tel Aviv.

Pese a la condena internacional, Israel ha edificado decenas de asentamientos ilegales en la zona y la ha utilizado como plataforma para lanzar sus operaciones contra el Ejército sirio.

mpv/nii/

Commentarios