• Kurdos iraquíes celebran el próximo referéndum de independencia en Erbil, la capital de la región autónoma kurda del norte de Irak, 8 de septiembre de 2017.
Publicada: lunes, 11 de septiembre de 2017 5:33
Actualizada: lunes, 11 de septiembre de 2017 6:07

Los líderes israelíes apuestan por que gane el ‘sí’ en el previsto referéndum kurdo a fin de que a posteriori puedan desplegar a sus militares cerca de Irán.

A tres semanas de celebrase la consulta independentista en la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, los altos dirigentes políticos del régimen de Tel Aviv no esconden su fervor a favor de que los kurdos den su apoyo a la creación de un hipotético “Estado Kurdo”. Este análisis periodístico se puede leer en un artículo publicado este lunes en el diario iraní Mashregh.

Es tal el delirio entre la clase política israelí que el pasado 13 de agosto el premier de este régimen, Benyamin Netanyahu, en un encuentro con un congresista estadounidense no dudó en mostrar su beneplácito al proceso secesionista kurdo.

“Los kurdos son valientes y pro-occidentales, y son una nación que protege y desarrolla nuestros valores”, apostilló Netanyahu ante su interlocutor.

El Centro de Estudios Estratégicos Begin-Sadat (BESA, por sus siglas en inglés) en línea con la postura oficial del régimen de Tel Aviv declara que “Israel necesita un Gobierno independiente kurdo” en el norte de Irak.

Los kurdos son valientes y pro-occidentales, y son una nación que protege y desarrolla nuestros valores”, afirma el premier del régimen israelí, Benyamin Netanyahu.

 

Mientras tanto, el diputado israelí del partido Likud, Gideon Sareh, considerado por muchos como el próximo primer ministro del régimen en 2019, manifestó su apoyo a la realización de la consulta independentista kurda para el próximo 25 de septiembre a través de un tuit.

A su vez, el régimen israelí en su desempeño para apoyar dicha consulta, organizó varias conferencias y campañas de información al respecto en los territorios ocupados de Palestina y, todo porque quiere “demostrar” su apoyo a los kurdos iraquíes, apunta el texto.  

Pero lejos de la realidad, los intentos de Israel en buscar un Kurdistán independiente esconden otras razones que son de pura estrategia, ya que si se crea un “Estado kurdo”, tras las votaciones, el régimen de Tel Aviv buscará desplegar a sus militares a este nuevo hipotético país.

De esta forma Israel pretenderá desestabilizar a la zona, tanto es así que con su presencia en Kurdistán pondrá en peligro el status quo regional tanto si se trata de Turquía que cuenta con una población de más de 20 millones de kurdos, posibilitando así la aparición de algún foco de inestabilidad entre esta comunidad, o si bien se trata de Irán, que con la cercanía fronteriza, podría intentar ejercer presión tanto bélica como política sobre Teherán, y más cuando el régimen de Tel Aviv ha perdido posiciones en Siria, describe el escrito.

El pasado 7 de junio, la Presidencia del Kurdistán convocó un referéndum de independencia, a pesar del rechazo del Gobierno iraquí y de algunos países vecinos, sobre todo Turquía.

krd/ktg/mkh

Commentarios