• Un Mosso (dcha.) y agentes de la Policía Nacional, frente a la sede de la Policía Nacional, Barcelona, 2 de octubre de 2017.
Publicada: martes, 3 de octubre de 2017 2:00
Actualizada: martes, 3 de octubre de 2017 7:06

Los jueces y fiscales ya no confían en los Mossos d’Esquadra y se sienten traicionados por su pasividad ante el referéndum de autodeterminación de Cataluña.

Los fiscales han anunciado este lunes que el papel de los Mossos d’Esquadra como policía judicial va a quedar, a partir de ahora, reducido a la mínima expresión. “Han ganado la calle, pero nos han perdido a nosotros”, lamenta un magistrado de Barcelona —acostumbrado a encargar operaciones a la policía catalana— citado por el diario español El País.

Asimismo, acusa a la policía autónoma de “doble traición”: a la juez que les había ordenado desalojar los colegios el 1-O, pero también a sus colegas de la Guardia Civil y la Policía Nacional, “a los que dejaron el trabajo sucio”.

El ambiente en la Ciudad de la Justicia está enrarecido. El domingo a mediodía, algunos funcionarios abandonaron unos minutos sus puestos de trabajo para concentrarse delante de la sede de los juzgados de Barcelona en protesta por la actuación policial en Cataluña.

“Han ido incluso los que estaban de guardia”, ha lamentado un juez de instrucción que defiende la intervención de la Guardia Civil y la Policía Nacional para requisar las urnas del referéndum pese a las evidentes escenas de violencia.

En la misma jornada, centenares de personas se han ido concentrando ante la Jefatura Superior de Policía de Barcelona para protestar por la brutal represión policial del 1-0 (1 de octubre) en tierras catalanas.

Han ganado la calle, pero nos han perdido a nosotros”, lamenta un magistrado de Barcelona acostumbrado a encargar operaciones a la policía catalana.

Los manifestantes levantan la mano mientras gritan consignas en apoyo al referéndum de autodeterminación de Cataluña, Barcelona, 2 de octubre de 2017.

 

Unos 2,2 millones de catalanes participaron en el referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional de España, de los cuales un 90 % dijo sí a una Cataluña soberana en forma de república, lo que podría derivar en una proclamación unilateral de independencia en los próximos días.

La jornada electoral se saldó con casi 900 heridos debido a la violencia policial del Gobierno central. La preocupación por la violencia policial ha sido expresada en distintas partes del mundo e incluso ha llegado hasta la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que ha exhortado a las autoridades españolas a investigar “todos los actos de violencia” ocurridos durante el polémico referéndum. 

snz/ncl/ask/hnb