• Mireia Boya (izda.) y Anna Gabriel, diputadas en el parlamento regional de Cataluña (noreste de España) de las Candidaturas de Unidad Popular (CUP).
Publicada: domingo, 20 de agosto de 2017 17:51

La plataforma anticapitalista podría no asistir el sábado a una manifestación antiterrorista por los lazos del rey de España con los impulsores del takfirismo.

“Todo el mundo sabe cuáles son las relaciones de amistad y económicas de la monarquía española, sus relaciones con las monarquías pérsicas, como Catar y Emiratos (Árabes Unidos), que financian al Daesh (acrónimo árabe de EIIL) y que son culpables de lo que sucedió el jueves en Barcelona. Es una hipocresía enorme que el Rey venga a pasearse”, ha declarado una diputada regional de las Candidaturas de Unidad Popular (CUP).

En una entrevista concedida a la emisora estatal local Catalunya Radio, la diputada Mireia Boya ha exigido que se proporcionen a su formación todos los detalles de la manifestación oficial de repulsa al terrorismo programada el sábado en la capital catalana, Barcelona (noreste de España).

La probable presencia del rey y de máximos representantes del Gobierno central español han sido censuradas por Boya, que ha explicado que para su plataforma ambos simbolizan “un imperialismo económico que ha financiado a los autores del atentado”, a través de las polémicas relaciones de amistad e institucionales de Felipe VI (y antes su padre, Juan Carlos I) con las monarquías árabes del Golfo Pérsico y, en particular, con Arabia Saudí.

“El rey, que lleva unos días paseándose por aquí, no es bienvenido”, ha sentenciado la diputada. Felipe VI se desplazó a Barcelona el viernes para un minuto de silencio y visitas a las víctimas, un día después de que una furgoneta arrollara en pleno centro turístico de la ciudad a cientos de personas y matara a 13 de ellas.

Todo el mundo sabe cuáles son las relaciones de amistad y económicas de la monarquía española, sus relaciones con las monarquías pérsicas, como Catar y Emiratos (Árabes Unidos), que financian al Daesh (acrónimo árabe de EIIL) y que son culpables de lo que sucedió el jueves en Barcelona. Es una hipocresía enorme que el Rey venga a pasearse”, ha dicho la diputada regional catalana Mireia Boya.

 

Además de Felipe VI, Boya ha cargado contra “toda una serie de oligarquías del Estado español” que “tienen negocios en países que contribuyen de forma muy clara al fanatismo religioso cada vez más presente en la sociedad”, por lo que la CUP sólo acudirá a la manifestación si la encabezan “taxistas, enfermeros, médicos, los servicios de emergencia o los Mossos (d’Esquadra, la policía regional)”.

La representante ha defendido además el mantenimiento del plebiscito secesionista del 1 de octubre (rechazado por el Gobierno), afirmando que los catalanes no deben “renunciar a sus anhelos de democracia, porque estarían dando la razón a estos terroristas que quieren cambiar nuestras vidas”.

mla/ktg/hgn/mrk

Commentarios