• Miles de personas participan en el funeral del bebé palestino quemado vivo en un ataque de los colonos israelíes en la ciudad cisjordana de Nablus. 31 de julio de 2015
Publicada: sábado, 1 de agosto de 2015 9:04
Actualizada: martes, 19 de julio de 2016 3:53

El Gobierno británico condenó enérgicamente el atentado incendiario de un grupo de colonos israelíes contra una vivienda palestina, donde murió quemado vivo un bebé.

"El Reino Unido condena enérgicamente el horrible ataque de colonos israelíes que provocó la muerte de un niño palestino", afirmó el viernes el titular para Oriente Medio del Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Tobias Ellwood.

El Reino Unido condena enérgicamente el horrible ataque de colonos israelíes que provocó la muerte de un niño palestino", afirma el titular para Oriente Medio del Ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Tobias Ellwood

Los colonos israelíes atacaron la noche del jueves con cócteles molotov una casa palestina en la localidad de Kafr Duma, en la ciudad cisjordana de Nablus. En este ataque murió quemado vivo un bebé de 18 meses llamado Ali Saad Daubasha, mientras sus padres y su hermano resultaron gravemente heridos.

Ellwood tachó el incidente de “un acto brutal de terrorismo”, recordando que incluso el primer ministro de Israel, Benyamin Netanyahu, ha calificado de “terrorista” el atentado perpetrado por los judíos extremistas israelíes.

El diplomático británico llamó a las autoridades israelíes a asegurar que los responsables de este crimen serán llevados lo antes posible ante la justicia.

Asimismo, pidió a los líderes políticos y a la comunidad internacional hacer todo lo posible para promover la paz y la calma en la región.

Por su parte, el presidente del régimen de Tel Aviv, Reuven Rivlin admitió que Israel no ha adoptado medidas necesarias para acabar con los actos terroristas de colonos israelíes contra los palestinos.

Un día antes, Ellwood había manifestado su “profunda preocupación” por los planes del régimen de Israel para construir otras 1065 viviendas ilegales destinadas a los colonos en los territorios ocupados palestinos.

"La posición del Reino Unido sobre los asentamientos israelíes es clara: son ilegales según el derecho internacional y socavan las perspectivas de una solución" para el conflicto palestino-israelí, resaltó.

El más de medio millón de residentes de los 120 asentamientos ilegales israelíes protagonizan con frecuencia ataques contra los palestinos y sus propiedades.

rba/ncl/msf

Commentarios