• El presidente de EE.UU., Donald Trump, en la Casa Blanca, Washington D.C., 6 de abril de 2020. (Foto. Reuters)
Publicada: jueves, 9 de abril de 2020 6:00
Actualizada: jueves, 9 de abril de 2020 8:35

La Organización Mundial de Salud (OMS) responde a EE.UU. que ahora, cuando crece la amenaza del COVID-19, no es momento de recortar los fondos del organismo.

Todavía estamos en la fase aguda de la pandemia [del coronavirus], así que ahora no es el momento para recortar los fondos”, dijo el miércoles el director regional de la OMS para Europa, Hans Kluge.

Kluge reaccionó así a las declaraciones pronunciadas ese mismo día por el presidente estadounidense, Donald Trump, en las que amenazó con dejar de financiar a la OMS, tras acusarla de minimizar la pandemia del nuevo coronavirus, denominado COVID-19, y de ser “demasiado amable con China” en este caso.

Por otra parte, el asesor superior del director general de la OMS, Bruce Aylward, al explicar la postura del organismo respecto a China, destacó que para comprender cuál fue la naturaleza del virus mortal, que se detectó por primera vez en la ciudad china de Wuhan, es necesario y esencial trabajar con Pekín.

Dijo que, en la primera fase del brote del nuevo coronavirus, era absolutamente crucial para el organismo tener acceso a todo lo que posibilite conocer el virus, incluso estar en el terreno y trabajar con la parte china.

 

“Esto es lo que hicimos con todos los países más afectados, como España, y no tenía nada que ver específicamente con China”, indicó Aylward.

El asesor criticó que el Gobierno estadounidense ignoró los consejos de la OMS respecto al COVID-19, mientras China trabajaba muy duro para detectar y aislar los primeros casos infectados con el virus, así como a sus contactos cercanos.

Sobre las declaraciones de Trump en contra de la OMS, el máximo responsable de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, rechazó también las imputaciones del mandatario republicano y le instó a “no politizar el virus”.

Trump lanza esta amenaza contra la OMS mientras él mismo se encuentra en el epicentro de un huracán de críticas a nivel nacional por su inacción al comienzo de la propagación de la COVID-19 en EE.UU.

Las medidas que adoptó posteriormente el inquilino de la Casa Blanca no han impedido los estragos que está causando la enfermedad infecciosa en EE.UU. De hecho, hasta el momento, el país norteamericano, con más de 435 000 infectados y 14 000 muertos encabeza la lista de las naciones respecto al nuevo coronavirus.

nlr/ncl/mkh/hnb