• Un helicóptero estadounidense Sea Dragon en medio de una maniobra.
Publicada: jueves, 13 de febrero de 2020 14:52
Actualizada: jueves, 13 de febrero de 2020 16:08

Estados Unidos dice que está totalmente preparado para hacer frente a Pekín en el océano Pacífico ante lo que llamó “la creciente amenaza” china en la región.

El jefe del Comando de las Fuerzas de la Flota de EE.UU. para el Pacífico, el almirante Philip Davidson, ha acusado este jueves a China de representar “una amenaza” para “la estabilidad” del Pacífico y la soberanía de las pequeñas islas que se encuentran ahí.

En un discurso pronunciado en la ciudad australiana de Sídney, Davidson ha lanzado también otras acusaciones a Pekín entre ellas: “excesivas demandas territoriales”, “violaciones a los acuerdos internacionales”, “la diplomacia de la trampa de las deudas”, “el robo de propiedad internacional” e “intimidación militar” a los demás.

EE.UU., no obstante, está preparado para hacer frente a China en el Pacífico. “Estamos convencidos de hacerlo”, ha matizado el alto mando castrense.

“El Partido Comunista de China busca controlar el flujo de los intercambios comerciales, financieros, políticos, de comunicación, y el estilo de vida en Indo-Pacífico”, ha denunciado Davidson.

 

Pekín siempre ha rechazado acusaciones de tener una conducta agresiva e implementar la diplomacia de la trampa de las deudas; una política que consiste en ofrecer préstamos y otras formas de ayuda exterior que atrapan a países con pequeñas economías, en un ciclo de dependencia.

Las declaraciones de Davidson se produjeron un día después de que el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang, denunciara que el unilateralismo de EE.UU. y su impresionante acumulación de fuerzas y equipos militares amenazan la paz global.

Las tensas relaciones entre Pekín y Washington por las reclamaciones territoriales se vieron agravadas en mayo de 2015, cuando Pekín ordenó la construcción de varias islas artificiales en el archipiélago de las disputadas Nansha (llamadas Spratly por Japón), cuya soberanía, además de las aguas del mar de la China Meridional, reclama el gigante asiático.

ask/rha/mrp/mrg