• Un agente de seguridad a bordo de un vehículo blindado en las manifestaciones violentas en Charlottesville, Virginia, 12 de agosto de 2017.
Publicada: domingo, 13 de agosto de 2017 6:17
Actualizada: domingo, 13 de agosto de 2017 18:34

Los senadores republicanos y demócratas de EE.UU. ven como ‘terrorismo doméstico’ la violencia acaecida en la ciudad de Charlottesville (Virginia).

Tanto los demócratas como los correligionarios del presidente estadounidense, Donald Trump, apuntan el dedo acusador contra el magnate inmobiliario por los enfrentamientos entre los manifestantes de ultraderecha y los contramanifestantes en Charlottesville, que dejaron el sábado tres muertos.

Los comentarios de Trump tras el incidente echaron leña al fuego, pues condenó el “odio, el fanatismo y la violenta de muchas partes”, sin embargo, se negó a denunciar los actos de los ultraderechistas, que marcharon por las calles portando antorchas mientras gritaban consignas racistas, ni realizó comentarios sobre los posteriores enfrentamientos con los opositores.

“Lo que pasó en Charlottesville es terrorismo doméstico. Las palabras del presidente solo sirven para cubrir los actos crueles”, indicó el senador demócrata de Oregon (noroeste), Ron Wyden en su cuenta en Twitter.

Haciéndose eco en Twitter, el senador republicano de Colorado (oeste), Cory Gardner, observó: “Señor presidente, debemos llamar al mal por su nombre. Esos eran supremacistas blancos y lo que pasó fue terrorismo doméstico”.

Señor presidente, debemos llamar al mal por su nombre. Esos eran supremacistas blancos y lo que pasó fue terrorismo doméstico”, indicó el senador republicano de Colorado, Cory Gardner

 

Por su parte, Marco Rubio, senador republicano de Florida (sureste), aseguró que el nazismo, el grupo supremacista blanco Ku Klux Klan (KKK) y otros supremacistas blancos no tienen nada que ver con el patriotismo, sino que contradicen directamente lo que Estados Unidos busca ser.

El senador republicano de Utah (oeste), Orrin Hatch —quien perdió a su hermano en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945)— denunció: “Mi hermano no perdió la vida luchando contra (Adolf) Hitler por las ideas nazis para que las cosas sigan sin cambiar aquí en casa”.

El excandidato a la presidencia de Estados Unidos, el independiente Bernie Sanders, por su parte, consideró la violencia en Charlottesville como un “intento provocativo” de los neonazis “para fomentar el racismo y el odio, y crear violencia” en el país.

El exgobernador de Arkansas Mike Huckabee, padre de la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee, a su vez, señaló que el supremacismo blanco es el peor tipo de racismo.

Algunas encuestas, analistas, políticos y sociólogos coinciden en que desde que Trump lanzó su candidatura para las presidenciales del año pasado (2016) hasta ahora, el país ha experimentado un aumento del odio y de la violencia racista y xenófoba.

ask/ctl/mnz/msf

Commentarios