• Supremacistas blancos chocan con contra manifestantes en Charlottesville, en Virginia, Estados Unidos, 12 de agosto de 2017.
Publicada: domingo, 13 de agosto de 2017 1:51
Actualizada: domingo, 13 de agosto de 2017 2:21

La onegé Human Rights Watch (HRW) denuncia la ‘mala respuesta’ del Gobierno estadounidense ante la violenta marcha supremacista de Charlottesville (Virginia).

La investigadora sénior de la ONG para Estados Unidos, Grace Meng, ha criticado este sábado la mala respuesta policial a la marcha de supremacistas y neonazis de Charlottesville, que ha terminado con enfrentamientos entre sus participantes e integrantes de movimientos antifascistas, con la muerte de tres personas y al menos una treintena de heridos.

HRW ha aseverado que esta lenta respuesta es fruto de "la falta de preparación a conciencia del Gobierno estadounidense en general, y de la Casa Blanca en particular", a la hora de detener a grupos que comunican mensajes de odio o actúan según ideas discriminatorias.

Meng ha calificado de "extremadamente perturbadores" los informes que asegura está recibiendo la organización sobre una inadecuada respuesta policial a la protesta de Charlottesville, "que iba a acabar en violencia".

"De confirmarse, serían sintomáticos de una falta de seriedad del Gobierno de EE.UU., incluida la Casa Blanca, a la hora de planear una respuesta contra los grupos de odio",

De confirmarse, serían sintomáticos de una falta de seriedad del Gobierno de EE.UU., incluida la Casa Blanca, a la hora de planear una respuesta contra los grupos de odio", considera la investigadora sénior de HRW para Estados Unidos, Grace Meng.

La polémica y violenta manifestación en Virginia de la extrema derecha estadounidense se transformó en un drama después de que un automóvil embistiera a una multitud de contramanifestantes antirracistas, dejando un muerto.

El saldo de víctimas mortales aumentó a tres, luego de que un helicóptero policial cayera en una zona cercana, muriendo otras dos personas en un accidente cuyas causas se están investigando.

Poco después de que estallara la violencia, el presidente Donald Trump expresó en Twitter sus "profundas condolencias" a los familiares y a los colegas del policía que murió, y luego transmitió sus condolencias "a la familia de la joven mujer que murió hoy" y sus "mejores deseos para todos los que resultaron heridos en Charlottesville, en Virginia. ¡Es muy triste!".

No obstante, la negativa del presidente a criticar a los grupos de la ultraderecha ya ha generado críticas, incluso por parte de miembros del Partido Republicano al que pertenece.

El alcalde de la ciudad, Michael Signer, ha responsabilizado a Trump de alimentar la violencia que ha estallado en la manifestación de ultraderechistas en su ciudad.

Algunas encuestas, analistas, politicos y sociólogos coinciden en que, desde que Trump lanzó su candidatura para las presidenciales del año pasado hasta ahora, el país ha experimentado un aumento del odio y de la violencia racista y xenófoba.

snr/mla/lvs/mkh

Commentarios