• El presidente electo de EE.UU., Donald Trump, durante una comparecencia ante medios locales en la Torre Trump, Nueva York, Estados Unidos, 9 de enero de 2017.
Publicada: martes, 10 de enero de 2017 23:07

El presidente electo de EE.UU., Donald Trump, insta a los congresistas republicanos a ‎la ‘inmediata’ derogación de la reforma sanitaria de Barack Obama.‎

“Tenemos que empezar a trabajar. La "Obamacare" ha sido un hecho catastrófico”, ha afirmado este martes el magnate neoyorquino en una breve comparecencia en la Torre Trump, según informan medios locales.

Las declaraciones de Trump se producen poco después de que los congresistas republicanos, partidarios de invalidar la mencionada reforma sanitaria, manifestaran sus dudas respecto a derogar la ley antes de contar con una alternativa o medidas transitorias.

Tenemos que empezar a trabajar. La "Obamacare" ha sido un hecho catastrófico”, ha afirmado el presidente electo de EE.UU., Donald Trump.

Sin embargo, el presidente entrante de Estados Unidos ha exigido una votación para revocar la ley de Barack Obama, presidente saliente de EE.UU., para “probablemente, la próxima semana”. Además, ha asegurado que “el reemplazo será muy rápido o simultáneo, muy poco después”.

 

Si se cumple este anuncio, significaría que el nuevo presidente de EE.UU. quiere llegar a la Casa Blanca con una de sus mayores promesas electorales hechas casi realidad.

No obstante, la demanda de Trump necesitaría de un rápido acuerdo entre los senadores y representantes del partido Republicano, quienes en este momento están lejos de consensuar una ley que reemplace el "Obamacare".

El magnate neoyorquino, en las campañas electorales a la Casa Blanca, insistió en que, de ser elegido presidente, acabaría con la ley de salud de Obama, argumentando que, si no la eliminaban, el sistema de salud de EE.UU. quedaría arruinado para siempre.

En esta misma línea, Trump designó el pasado noviembre a un detractor férreo del "Obamacare", al congresista republicano Tom Price, como nuevo secretario de Sanidad y Servicios Sociales.

Acorde con los analistas internacionales, el retiro de esa ley puede dejar sin cobertura a decenas de millones de personas, lo que agravaría la condición sanitaria de los ciudadanos de EE.UU.

mnz/lvs/nii/

Commentarios