• El presidente de EE.UU., Donald Trump (izquierda), y su yerno, Jared Kushner, en la residencia de la embajada de EE.UU. en Roma, 24 de mayo de 2017.
Publicada: viernes, 26 de mayo de 2017 17:53
Actualizada: jueves, 1 de junio de 2017 10:11

El Buró Federal de Investigación estadounidense (FBI, en inglés) investiga a Jared Kushner, el yerno del presidente Donald Trump, por sus contactos con Rusia.

Según fuentes anónimas citadas el jueves por el diario The Washington Post, Kushner "está siendo investigado por el grado y naturaleza de sus interacciones con los rusos".

Kushner, también asesor de Trump, se reunió durante la campaña y el periodo de transición con el embajador ruso en Washington, Serguei Kislyak, y con el banquero Serguei Gorkov, consejero delegado del banco estatal ruso Vnesheconombank y graduado de la academia de los servicios secretos rusos. 

Los investigadores del FBI, ha informado la cadena de noticias NBC, creen que Kushner tiene información significativa para su pesquisa, lo que no significa que lo consideren sospechoso de ningún delito.

The Washington Post ya había informado la semana pasada de que un alto funcionario de la Casa Blanca cercano a Trump estaba en el foco del FBI, pero sin nombrar al yerno de Trump en ese momento. 

Una abogada de Kushner, Jamie Gorelick, ha dicho al diario que Kushner se ha ofrecido voluntariamente para compartir con el Congreso lo que sabe de esas reuniones y que "hará lo mismo si lo contactan en relación con cualquier otra investigación". 

 

Trump ha negado en reiteradas ocasiones haber tenido contacto alguno con las autoridades rusas durante la campaña de 2016. Sin embargo, fuentes de la Casa Blanca y asesores de la campaña de Trump han confirmado cuatro reuniones entre Kislyak y asesores de Trump en los últimos meses de 2016.

Las interacciones no reveladas anteriormente forman parte del registro que ahora está siendo revisado por el FBI y los investigadores del Congreso para comprobar si efectivamente Rusia intervino en las elecciones presidenciales de EE.UU. a favor de Trump y contra su rival demócrata, la ex secretaria de Estado Hillary Clinton. Por su parte, el Kremlin ha rechazado enfáticamente la acusación.

La presunción de relaciones entre Trump y Rusia se ha visto fortalecida también al transmitir el presidente de EE.UU. información clasificada de alto grado al canciller ruso, Serguei Lavrov, y a Kislyak en una reunión trilateral en la Casa Blanca.

alg/mla/tmv/nal

Commentarios