• El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson (izda.), recibe al presidente de China, Xi Jinping, tras su llegada al aeropuerto de Palm Beach, en Florida, para reunirse con su par estadounidense, Donald Trump, 6 de abril de 2017.
Publicada: sábado, 8 de abril de 2017 7:42
Actualizada: sábado, 8 de abril de 2017 9:55

El secretario de Estado de EE.UU. amenaza, tras el ataque a Siria, con que Washington está listo para enfrentarse unilateralmente a Corea del Norte.

Rex Tillerson declaró el viernes que EE.UU. está preparado para “trazar su propio rumbo” en Corea del Norte si China no está por la labor de cooperar en este asunto.

El secretario estadounidense de Estado aseguró que, durante la reunión bilateral mantenida la jornada de ayer en Florida (sureste de EE.UU.) por el presidente del país norteamericano, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, se acordó incrementar la cooperación entre ambas naciones respecto a la amenaza que representa el programa nuclear de Pyongyang.

En el marco de la primera visita oficial del presidente chino a EE.UU., uno de los puntos de las conversaciones se centró en el desarrollo de armas nucleares por parte de Corea del Norte.

En el referido encuentro, Trump advirtió que si Pekín no presiona con mayor fuerza a Corea del Norte, el Gobierno estadounidense tomará acciones unilaterales para eliminar la amenaza nuclear de Corea del Norte.

Washington lanza estas duras advertencias tras haber efectuado un ataque misilístico contra la base aérea de Al-Shairat, ubicada en la provincia central siria de Homs, tras una explosión de un depósito de municiones del grupo terrorista Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath al-Sham) que contenía armas químicas, acaecido el pasado martes en la ciudad de Jan Sheijun (Idlib), tras una incursión aérea del Ejército sirio.

 

Respecto a una posible retirada de las tropas de EE.UU. de la península coreana, el inquilino de la Casa Blanca dijo que “si China no resuelve el problema de Corea del Norte, lo haremos nosotros”, sin dar más detalles.

Por su parte, Xi Jinping dejó en claro a su anfitrión que el gigante asiático seguirá abogando por la reanudación de las conversaciones sobre la cuestión de Corea del Norte entre seis países, a saber: China, EE.UU., Japón, Rusia, Corea del Norte y Corea del Sur.

De igual modo, el mandatario chino manifestó la predisposición de Pekín a continuar insistiendo en que Washington y Seúl detengan las maniobras militares que ambos llevan a cabo en la citada península a cambio de que Pyongyang ponga fin a su programa nuclear.

La situación en la península coreana se ha ido agravando en las últimas semanas después de que EE.UU. instalara el escudo antimisiles de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés) en Corea del Sur, con el pretexto de contrarrestar las pruebas balísticas y nucleares de Corea del Norte.

Como consecuencia, Corea del Norte ha amenazado con un ‎ataque preventivo en el caso de detectar cualquier agresión a su soberanía territorial durante dichos ejercicios.

krd/anz/hnb/msf

Commentarios