• James Mattis, secretario de Defensa de Estados Unidos, ofrece una rueda de prensa en Londres, capital del Reino Unido, 31 de marzo de 2017.
Publicada: viernes, 7 de abril de 2017 0:41
Actualizada: viernes, 7 de abril de 2017 19:33

Funcionarios del Pentágono revelan algunos de los planes para dar una respuesta militar al reciente ataque químico en Siria del que responsabilizan a Damasco.

El jefe del Pentágono mantiene reuniones con responsables de la Casa Blanca en las que estudian una serie de opciones militares en Siria, han indicado este jueves funcionarios del Departamento de Defensa estadounidense.

Esto se produce después de que EE.UU., en otro giro en su política respecto al futuro del presidente sirio Bashar al-Asad, esté considerando realizar acciones militares en el país después de señalar al Gobierno sirio como autor del supuesto ataque con agentes químicos en la provincia siria de Idlib el pasado 4 de abril. Damasco rechaza la acusación.

Las opciones incluyen cualquier objetivo militar legítimo, incluyendo plantas químicas, aviones, centros de mando y control (...) tenemos muchas opciones porque tenemos muchos activos en la zona", entre ellos aviones y misiles de crucero basados en el Mediterráneo, indica un funcionario de alto rango estadounidense.

Entre las opciones estaría el uso de misiles de crucero para atacar objetivos sirios y "forzar el aterrizaje" de los aviones sirios, según ha indicado un funcionario estadounidense anónimo a la agencia de noticias británica Reuters, sin indicar qué probabilidad existe de que se ejecute la medida militar estadounidense.

Hasta ahora se han mantenido numerosas reuniones para debatir las opciones; en estas participan el secretario de Defensa, James Mattis; el presidente del Estado Mayor Conjunto, el general Joseph Dunford, y un consejero de la Casa Blanca, entre otros, mientras que algunos comandantes de alto rango están siendo consultados sobre esta cuestión. El propio Mattis presentará próximamente las opciones al presidente Donald Trump.

"Las opciones incluyen cualquier objetivo militar legítimo, como plantas químicas, aviones, centros de mando y control (...) tenemos muchas opciones porque tenemos muchos activos en la zona", entre ellos aviones y misiles de crucero desplegados en el Mediterráneo, indicó un funcionario de alto rango al diario local The Washington Examiner.

Inmediatamente después del ataque en Idlib, las partes occidentales dieron inicio a una campaña contra el Gobierno del presidente sirio, responsabilizándolo del atentado, sin considerar que los arsenales de armas químicos de Damasco fueron evacuados del país hace ya años.

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha indicado este jueves que es inaceptable hacer acusaciones "sin fundamento" sobre el ataque de Idlib. Moscú, aliado de Damasco, comparte la idea de que el incidente fue probablemente causado por una fuga de un depósito controlado por los 'rebeldes' sirios.

snr/ncl/mjs/hnb

Commentarios