• El entonces candidato a presidente de EE.UU., Donald Trump, y su candidato a vicepresidente, Mike Pence, se sientan juntos durante un evento en Cleveland, Ohio, 21 de septiembre de 2016.

    El entonces candidato a presidente de EE.UU., Donald Trump, y su candidato a vicepresidente, Mike Pence, se sientan juntos durante un evento en Cleveland, Ohio, 21 de septiembre de 2016.

Hillary Clinton y funcionarios de inteligencia de EE.UU. han hablado en secreto sobre una posible toma del poder por el vicepresidente, según Julian Assange.

El fundador del portal de filtraciones Wikileaks, Julian Assange, afirmó el martes por Twitter que las agencias de inteligencia y la oposición al presidente actual de Estados Unidos, el republicano Donald Trump, están trabajando en crear condiciones propicias para provocar su destitución y sustituirlo por el vicepresidente, Michael Pence.

En un primer tuit, Assange escribió que la demócrata Hillary Clinton, ex secretaria de Estado y rival de Trump en las elecciones del pasado noviembre, "señaló en privado este mes (marzo) que está ayudando discretamente a una toma del poder por parte de Pence".

(Hillary Clinton) señaló en privado este mes que está ayudando discretamente a una toma del poder por parte de Pence", señala en un tuit Julian Assange, fundador de Wikileaks.

Assange, que indicó que, para ella, "Pence es previsible y, por lo tanto, derrotable", añadió más tarde en otro tuit que "dos funcionarios de inteligencia cercanos a Pence han declarado en privado este mes que están planeando una toma de posesión de Pence", a lo que añadió que "no indicaron si Pence estaba de acuerdo" o no.

Después de darse a conocer esta información, Pence contestó a Assange considerando sus tuits "absurdos" y "francamente ofensivos", según sus declaraciones en el programa de radio The Laura Ingraham Show.

 

La llamativa falta de experiencia política de Trump y sus impredecibles movimientos y decisiones han provocado tensión e incertidumbre incluso entre los miembros del propio Partido Republicano. Es por ello que la elección de Pence como su posible sustituto podría tranquilizar a algunos sectores del partido, que, por ejemplo, exigen una posición mucho más dura con respecto a determinados países.

Un artículo de opinión del diario estadounidense Washington Post señalaba a principios de este mes que Pence está ejerciendo una influencia creciente en los asuntos internacionales en la Casa Blanca. Como ejemplo, mencionaba el decisivo papel que desempeñó durante la transición presidencial para colocar a varios republicanos partidarios de la línea dura exterior en los niveles superiores del equipo de seguridad nacional de la Administración de Trump. Otros medios destacan que Pence es un 'halcón' de guerra que sigue una línea más cercana a la de Clinton.

snr/mla/bhr/hnb

Publicada: miércoles, 15 de marzo de 2017 14:41
Commentarios