• Polémicas de Trump en su primer mes de mandato
Publicada: lunes, 20 de febrero de 2017 18:53
Actualizada: lunes, 20 de febrero de 2017 19:13

Desde que jurara el cargo el pasado 20 de enero, Donald Trump ha provocado escándalo tras otro.

Los más destacados: la crisis diplomática con México por la construcción del muro fronterizo. Y su decreto migratorio, que prohíbe la entrada de personas procedentes de siete países de mayoría musulmana, es decir Siria, Libia, Yemen, Somalia, Irán, Irak y Sudán.

Un mes de escándalo y caos. Este podría ser el título perfecto para los 30 días de Donald Trump al frente de la Presidencia de EE.UU. Los escándalos comenzaron cuando Trump pisó la Casa Blanca. Se quejó de los medios por referirse a la poca asistencia de público a su investidura y compararla con la de Barack Obama en 2009.

En sus primeros días como presidente, Trump comenzó a firmar una decena de órdenes ejecutivas. Una contra la Obamacare. Otra para retirar a Estados Unidos del acuerdo comercial Transpacífico. Y, después, para relanzar la construcción de los oleoductos Keystone XL y Dakota Access. Luego vino la primera crisis diplomática de la era Trump.

Ordenó iniciar el proceso de construcción del muro en la frontera con México y afirmó que la factura iría a cargo de los mexicanos. Ello provocó que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, anulara su visita a Washington y asegurara que su país no pagaría ningún muro. Pero aún faltaba lo más controvertido.

El decreto migratorio que prohíbe la entrada de personas procedentes de siete países de mayoría musulmana, así como la suspensión del programa de refugiados. La razón, según Trump, la seguridad nacional. Varios días después, la Justicia estadounidense anuló el decreto presidencial, comenzando así la batalla de Trump contra los jueces. El presidente ha dicho que firmará otro decreto antimigratorio.

En menos de tres semanas de Gobierno, Trump sufre su primera baja en el equipo. El consejero de Seguridad Nacional, Michael Flynn, dimitía tras publicarse en la prensa que discutió con el embajador ruso en Washington, Sergey Kislya, las sanciones contra Rusia antes de tomar posesión de su cargo. Algo que ocultó al vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y a otros funcionarios de la Administración.

Y finalmente, Trump quedó como Pinocho. Al defender su política migratoria, dijo que prohíbe las entradas para evitar que suceda lo que ocurrió el viernes pasado en Suecia. En un mensaje en Twitter, el canciller sueco, Carl Bildt, cuestionó textualmente: ¿Suecia?, ¿ataque terrorista?, ¿qué había fumado este?

En tan solo un mes, los escándalos de Trump son innumerables, así como las protestas en contra de sus políticas. Desde el muro, hasta el veto migratorio.

mhn/ctl/nal

Commentarios