• El destructor estadounidense USS Mason (DDG-87).
Publicada: miércoles, 12 de octubre de 2016 23:01
Actualizada: jueves, 13 de octubre de 2016 22:08

El destructor estadounidense USS Mason vuelve a ser blanco de otro ataque fallido de misiles yemeníes, han alegado funcionarios del sector de defensa de EE.UU.

Dos misiles cayeron el miércoles cerca de la mencionada nave de guerra y otro buque que lo escoltaba en las proximidades de las costas de Yemen, en el mar Rojo. Los disparos provinieron desde la parte del territorio yemení que está bajo control del movimiento popular Ansarolá, según fuentes militares estadounidenses citadas por Reuters.

Han informado, asimismo, que el USS Mason, sobre las 18.00 horas locales, al detectar dos misiles que se acercaban, respondió con varias "descargas defensivas". Ninguna de de las embarcaciones resultó afectada, han asegurado.

El destructor USS Mason de nuevo fue blanco de un misil (...) disparado desde el área controlada por los hutíes (Ansarolá), en el sur de (provincia occidental yemení de) Al-Hudaida", ha dicho un funcionario militar estadounidense, bajo condición de anonimato.

"El destructor USS Mason de nuevo fue blanco de un misil (...) disparado desde el área controlada por los hutíes (Ansarolá), en el sur de (provincia occidental yemení de) Al-Hudaida", ha dicho un funcionario militar estadounidense, bajo condición de anonimato.

El incidente es el segundo de este tipo en cuatro días. El lunes, también de acuerdo con fuentes estadounidenses, el mismo destructor fue atacado por misiles que tampoco lo alcanzaron. Aunque hasta el momento no se sabe a ciencia cierta sobre la autoría de dicho ataque, algunos medios apuntan al Ejército yemení o el movimiento Ansarolá como posibles responsables de los disparos.

 

El destructor USS Mason ha sido enviado al estrecho de Bab el-Mandeb, luego de que las fuerzas yemeníes destruyeran hace dos semanas un catamarán híbrido HSV-2 Swift de la Fuerza Naval de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) en esa zona.

Si bien todavía no hay pruebas de que los ataques al destructor estadounidense fueran obra del Ejército yemení o de Ansarolá, algunos expertos consideran como peligrosa esas acusaciones por parte de EE.UU., ya que podrían ser usadas como excusas por Washington para intervenir militarmente en Yemen.

Cabe recordar, desde el 26 de marzo de 2015, Arabia Saudí y sus aliados realizan una agresión militar contra Yemen, con el objetivo de restituir al expresidente fugitivo yemení Abdu Rabu Mansur Hadi —fiel aliado de Riad—una ofensiva que ha acabado con la vida más de 4000 civiles, según cifras recientes de las Naciones Unidas.

aaf/ncl/fdd/rba

Commentarios