• El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamjani (dcha.), y su homólogo ruso Nikolai Pátrushev (izda.).
Publicada: sábado, 13 de noviembre de 2021 16:51
Actualizada: sábado, 13 de noviembre de 2021 17:27

Un alto funcionario iraní sostiene que el desarrollo de relaciones entre Teherán y Kremlin sirve para fortalecer la estabilidad en la región.

El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Shamjani, en un encuentro con su homólogo ruso Nikolai Pátrushev, al margen de la tercera edición de la reunión de Diálogo de Seguridad Regional sobre la situación de Afganistán en Nueva Delhi (capital de La India), instó el jueves a ampliar las cooperaciones entre ambos países que se han convertido en blanco de las restricciones brutales de EE.UU.

El desarrollo de las relaciones entre Irán y Rusia en todos los ámbitos, sobre todo, la seguridad y la continuidad de la lucha conjunta contra el terrorismo juegan un papel decisivo en la estabilidad regional”, subrayó el responsable persa.

En otra parte de sus declaraciones se refirió a los recientes acontecimientos en Afganistán y recalcó que la solución de la crisis en este país es un diálogo interno afgano y la formación de un gobierno inclusivo basado en las realidades demográficas del país centroasiático.

 

A su vez, el funcionario ruso, aseguró que cooperación entre Rusia e Irán en diversos campos beneficia a ambos países. “La cooperación regional no es solo una opción, sino un camino inevitable a la seguridad sostenible en la región”, agregó.

Por otra parte, afirmó que la crisis de Afganistán podría haberse resuelto gracias a coordinación y sinergia de los países de la región.

Desde la disolución de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), en 1991, Moscú y Teherán se han caracterizado por una sensible mejora de sus lazos bilaterales, fomentada por una visión común sobre temas económicos, militares, nucleares, con fines pacíficos, e incluso la lucha contra grupos extremistas, como Daesh, en Siria e Irak, patrocinados y financiados por Washington y sus aliados regionales y occidentales.

También, Irán y Rusia, ambos objetos de los embargos estadounidenses, han elevado sus relaciones a un nivel de “cooperación estratégica” en los últimos años de cara a hacer frente a las medidas hostiles de EE.UU.

rth/mkh/hnb