• El comandante de la Fuerza Aérea del Ejército iraní, el general de brigada Aziz Nasirzade. (Foto: yjc.ir)
Publicada: viernes, 5 de febrero de 2021 18:28

Irán exhibirá a mediados de este mes de febrero un gigante avión no tripulado militar, de fabricación nacional, que constituye un arma letal excelente.

“‘Kaman 22’ es un gigante aparato teledirigido de combate con capacidad para llevar una carga de hasta 300 kilogramos de explosivos”, ha destacado este viernes el comandante de la Fuerza Aérea del Ejército iraní, el general de brigada Aziz Nasirzade, quien ha detallado que la aeronave será presentada a mediados de este mes en curso.

El alto mando militar persa ha ensalzado los avances tecnológicos de Irán en el campo de drones, al detallar que el país persa “está a la vanguardia en producción de aviones no tripulados”. “Nuestra industria de drones ya es completamente madura”, ha recalcado.

Ha afirmado que una flota de aviones no tripulados de combate y de reconocimiento, incluidos Ababil 3 y Karrar, patrulla constantemente el cielo del país, así como los movimientos de las fuerzas estadounidenses desplegadas en el Golfo Pérsico y en el mar de Oman.

 

El general de brigada Nasirzade ha descrito los drones de Ababil 3 y Karrar como “pesadillas de portaviones estadounidenses” en el Golfo Pérsico, y ha destacado que Karrar, con su capacidad de llevar una bomba de 500 libras, tiene alto poder de destrucción.

A principios de enero, las Fuerzas Armadas de Irán llevaron a cabo unos ejercicios militares a gran escala con aviones no tripulados en el centro y sur del país.

En dichas maniobras, el dron de clase Karrar logró interceptar y destruir con éxito objetivos hostiles simulados con el disparo de misiles aire-aire Azarajsh, asimismo, golpeó objetivos en tierra, incluidas las fortificaciones enemigas, utilizando bombas MK 82 de 500 libras.

Los ejercicios aéreos con drones del Ejército se llevaron a cabo en un momento en el que Estados Unidos había aumentado sus provocaciones y aventurismo militar en el Golfo Pérsico, como el despliegue del portaviones USS Nimitz y su grupo de ataque en esas aguas estratégicas y el vuelo de bombarderos B-52 en la zona.

En tal circunstancia, las autoridades iraníes aseguraron que Irán defiende, a capa y espada, sus intereses nacionales y no busca tensiones con EE.UU.; no obstante, lo responsabilizará de cualquier acto de violencia en Asia Occidental.

ftm/lvs/mrp/mkh