• Irán difunde nuevas imágenes de restos del dron derribado de EEUU
Publicada: jueves, 6 de febrero de 2020 18:15

Irán ha difundido nuevas imágenes de los restos del dron espía agresor de Estados Unidos que derribó en junio tras ser sacado de las aguas.

En un vídeo publicado este jueves por la agencia de noticias local IRIB, se ve las imagenes de este dron, modelo Global Hawk, cuyos restos (una pequeña parte) fue presentada anteriormente a los medios de comunicación. También, se demuestra el sistema antiaéreo ‘Tres de Jordad’ que derribó el aparato.

Pocas hora antes, el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán había informado a través de su sitio web que publicaría hoy en la televisión nacional las imagenes del dron que derribó tras haber violado el espacio aéreo nacional.

“Las imágenes del dron espía súper avanzado estadounidense que fue derribado en junio de 2019 por las unidades de la fuerza aérea del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica con el sistema de defensa aérea nacional ‘Tres de Jordad, después de violar el espacio aéreo iraní’, serán publicadas hoy (jueves) por primera vez por la Organización de la Radio y Televisión de Irán (IRIB, por sus siglas en inglés)”, explica el informe.

 

La División Aeroespacial del CGRI de Irán derribó el 20 de junio el dron agresor de EE.UU. en la región frente a la localidad de Kuhmobark, situada en la provincia meridional de Hormozgan.

Luego, los funcionarios estadounidenses confirmaron que se trataba de dron modelo MQ-4C Triton (un modelo desarrollado por Northrop Grumman RQ-4 Global Hawk) que es considerado un dron espía súper avanzado e imposible de ser detectado o derribado, tras lo cual, surge la pregunta de cómo las fuerzas iraníes pudieron abatirlo.

El CGRI usó el sistema antiaéreo ‘Tres de Jordad’ para derribar el dron espía de Estados Unidos que es capaz de rastrear cuatro objetivos enemigos y destruirlos con ocho misiles al mismo tiempo.

El sistema iraní, diseñado y fabricado por expertos iraníes y presentado al público en 2014, puede detectar cualquier tipo de objetivos voladores dentro de un rango de 75 kilómetros. También es capaz de detectar y atacar aviones de combate y bombarderos de hasta 27 000 metros de altura.

La invasión del cielo persa por el dron estadounidense tuvo lugar en momentos de alta tensión en el Golfo Pérsico. Las autoridades persas hacen hincapié en que sus tropas están listas para dar una “respuesta contundente en un tiempo récord” a cualquier posible agresión militar extranjera.

msm/lvs/rba

Comentarios