• Los manifestantes surcoreanos protestan cerca de la embajada estadounidense en Seúl contra el despliegue del sistema estadounidense THAAD , 28 de abril de 2017.
Publicada: lunes, 29 de mayo de 2017 5:17
Actualizada: lunes, 29 de mayo de 2017 7:16

Pyongyang advierte de que el despliegue del THAAD en suelo surcoreano sirve a la ‘guerra nuclear’ que busca desencadenar EE.UU. y al ataque a Corea del Norte.

“Las autoridades surcoreanas tienen que dejar su postura clara. El despliegue es un acto sin sentido y de traición, ya que es un acicate para que Estados Unidos lance una guerra nuclear e implica un apoyo tácito para agredir (a Corea del Norte)”, se lee en un comunicado emitido el domingo por un portavoz del Comité Nacional de Paz de Corea del Norte.

El funcionario advirtió, además, de que la instalación del sistema de Defensa Terminal a Gran Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés) convertirá el territorio surcoreano en una “base militar” estadounidense, por mor de la estrategia de Washington para “dominar el mundo”, según recoge la agencia oficial de noticias norcoreana KCNA.

“El despliegue constituye un crimen contra la nación”, y una de las peores decisiones tomadas por la destituida presidenta surcoreana, la conservadora Park Geun-hye, lamentó el vocero, quien, además, criticó al actual mandatario Moon Jae-in, del Partido Democrático, por adoptar un “enfoque ambivalente” respecto al THAAD.

Llamó al Ejecutivo surcoreano a cancelar cuanto antes la instalación del THAAD y a cumplir con la demanda de la mayoría de la población surcoreana que, de hecho, se opone al despliegue de este sistema en su país.

Las autoridades surcoreanas tienen que dejar su postura clara. El despliegue es un acto sin sentido y de traición, ya que es un acicate para que Estados Unidos lance una guerra nuclear e implica un apoyo tácito para agredir (a Corea del Norte)”, se lee en un comunicado emitido por un portavoz del Comité Nacional de Paz de Corea del Norte.

 

Estados Unidos y Corea del Sur acordaron adelantar la instalación del THAAD por la escalada de tensiones con Corea del Norte, despliegue que podría devenir en una pronta guerra entre las partes.

Washington dio inicio el pasado 26 de abril al traslado del polémico sistema antimisiles THAAD a Corea del Sur, argumentando que dicho sistema haría frente a las amenazas provenientes de Corea del Norte. Sin embargo, esta medida desembocó en masivas protestas, incluso de los surcoreanos.

El despliegue del THAAD indignó también a Rusia y China, ya que lo consideran una amenaza a su seguridad nacional, y advierten de que Washington está usando el desarrollo del programa nuclear norcoreano como una “excusa” para instalar dicho sistema en el territorio surcoreano, es decir, cerca de sus fronteras.

ftm/nii/