• Lanzamiento de un misil balístico de Corea del Norte.
Publicada: martes, 8 de noviembre de 2016 21:05

Corea del Sur está en alerta ante el posible lanzamiento de un misil por Corea del ‎Norte, tras saberse los resultados de las elecciones presidenciales de EE.UU.‎

Los militares surcoreanos se han puesto en estado de alerta, pues sospechan que Corea del Norte podría lanzar un misil balístico de alcance intermedio tras conocerse quién es el ganador de las elecciones presidenciales de EE.UU. de este 8 de noviembre, informa la agencia Yonhap.

Según las autoridades militares de Corea del Sur, Pyongyang podría de este modo tratar de enviar un mensaje al nuevo presidente estadounidense, es decir, que no abandonará su programa nuclear ni de misiles a pesar de la condena y las sanciones internacionales.

"Estamos observando con atención cada movimiento de los militares norcoreanos en el sitio de pruebas nucleares Punggye-ri entre otros desde donde es posible el lanzamiento de misiles", ha declarado este martes un portavoz del Estado Mayor Conjunto surcoreano.

"Los militares están totalmente preparados para dar respuesta a cualquier actividad provocativa por parte de Corea del Norte", ha advertido la misma fuente.

Estamos observando con atención cada movimiento de los militares norcoreanos en el sitio de pruebas nucleares Punggye-ri entre otros desde donde es posible el lanzamiento de misiles", ha declarado  un portavoz del Estado Mayor Conjunto surcoreano.

 

Concretamente, el proyectil que Pyongyang podría lanzar es un Musudan o BM-35, un tipo de misil balístico de alcance intermedio (IRBM, por sus siglas en inglés) con un rango de unos 3500 kilómetros, lo que según Yonhap, le permitiría apuntar contra la isla de Guam (en el Pacífico), donde está ubicada la base aérea Anderson, una dependencia de EE.UU.

Eso se produce mientras John Schilling, un ingeniero aeroespacial estadounidense especializado en los programas de misiles de Corea del Norte, precisó en octubre en un artículo que el misil balístico Musudan de Corea del Norte podría apuntar al territorio estadounidense antes de lo esperado, en concreto, en 2017.

La tensión no deja de aumentar en la península de Corea, donde las dos Coreas siguen acusándose mutuamente de provocaciones: Corea del Sur con sus maniobras conjuntas con EE.UU. y Corea del Norte con sus ensayos nucleares y de misiles.

mep/nii/