• Imagen ilustrativa de un satélite atacando a un objetivo desde la órbita geoestacionaria.
Publicada: sábado, 12 de agosto de 2017 22:26
Actualizada: domingo, 13 de agosto de 2017 2:03

China podría destruir con sus ‘acechadores espaciales’ en órbita los satélites de EE.UU., convirtiéndolos en mera chatarra y creando un Pearl Harbor espacial.

China ha estado desarrollando desde 2008 una nueva arma antisatelital denominada “acechador espacial” (space stalker), capaz de acercarse sigilosamente a un satélite en órbita y destruirlo con sus diferentes armas, dejándolo inservible.

Informa de ello un artículo recién publicado por la revista Strategic Studies Quarterly, en el que se afirma que China podría poner en órbita estos “acechadores del espacio” en tiempo de paz, para usarlos más adelante en la contención de los satélites estadounidenses en caso de crisis entre ambos países.

Los “acechadores del espacio”, explica el autor del artículo, el excientífico físico del think tank norteamericano RAND Corporation Brian Chow, son armas de mayor efectividad que los sistemas tradicionales de defensa antiaérea, antimisiles y antisatélite (ASAT, en su acrónimo inglés) usados desde tierra.

En un momento dado, señala el texto, los “acechadores del espacio” chinos podrían atacar simultáneamente a múltiples satélites desde una distancia muy cercana, sin que EE.UU. tuviera tiempo de reaccionar al ataque para evitar la destrucción de sus aparatos.

 

Estos “acechadores del espacio” son a menudo indistinguibles de los satélites normales. Cuando se acercan a uno de estos, son capaces de eliminarlo con alguna de las distintas armas con que se los puede dotar, como armas de energía cinética, cargas explosivas, dispositivos de fragmentación y brazos robóticos.

Como ejemplo, Chow explica que en septiembre de 2008 un satélite chino llegó a 45 kilómetros de la Estación Espacial Internacional (EEI), sin que los sistemas de detección de esta notificaran su presencia.

Otro caso tuvo lugar en julio de 2013, cuando China lanzó al espacio un cohete que transportaba satélites CX-3, SY-7 y SJ-15. Uno de ellos estaba equipado con un brazo robótico y, una vez que estuvieron todos en órbita, agarró a modo de prueba a uno de los otros con esa extremidad.

El potencial destructivo de estas armas es de tal magnitud que el Departamento de Estado de EE.UU. (el Pentágono) advierte de su peligrosidad para sus satélites en sus informes anuales sobre el Ejército chino.

El Pentágono sugiere que el Ejército Popular de Liberación (EPL) de China cuenta en su poder con armas espaciales capaces de neutralizar los sistemas satelitales de navegación y de alerta temprana, por lo que los satélites estadounidenses están expuestos a posibles ataques.

El análisis de Chow precisa además que los ‘acechadores del espacio’ chinos pueden destruir simultáneamente muchos más satélites estadounidenses que los tradicionales ASAT terrestres en una hipoteca contienda orbital, lo que podría dar lugar a un “Pearl Harbor espacial”.

krd/mla/lvs/mkh

Commentarios