• El exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva habla en un seminario en Brasilia (capital brasileña), 9 de octubre de 2017.
Publicada: domingo, 22 de octubre de 2017 14:40
Actualizada: domingo, 22 de octubre de 2017 17:09

El exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva planteará un referendo para revocar las medidas de Temer de ser electo en las elecciones presidenciales de 2018.

“Brasil tiene que volver a ser gobernado pensando en la mayoría y no en unos pocos, por eso lo primero que pienso plantear es un referéndum revocatorio de muchas de las medidas aprobadas por (el presidente brasileño) Michel Temer”, ha asegurado el exdirigente brasileño.

En una entrevista concedida al diario español El Mundo, publicada este domingo, además de acusar a Temer de “privatizar” al gigante suramericano, Lula da Silva ha indicado que tiene por meta presentarse como candidato para los comicios de 2018 para demostrar que “Brasil puede funcionar”.

Al ser preguntado sobre una condena en primera instancia de nueve años y seis meses de prisión que tiene por lavado de dinero y corrupción pasiva relacionada con el escándalo de Petrobras, el expresidente ha tachado el juicio al que está sometido de una “farsa”, ya que, ha agregado, “no han encontrado una sola prueba para acusarme”, pues la sentencia es “eminentemente política”.

Brasil tiene que volver a ser gobernado pensando en la mayoría y no en unos pocos, por eso lo primero que pienso plantear es un referéndum revocatorio de muchas de las medidas aprobadas por (el presidente brasileño) Michel Temer”, asegura el exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva.

 

Al mismo tiempo, ha denunciado que la prensa en Brasil está en su contra y publica noticias falsas sobre su persona sin tener prueba alguna. En esta línea, ha afirmado que quienes le acusan de corrupción también son “rehenes de la prensa”.

“El pueblo confía en mí porque sabe quién soy y lo que he hecho por ellos. Me respalda mi honor y mi honestidad”, ha agregado, para después señalar que se defiende a través de la nación brasileña.

Las elecciones presidenciales en Brasil deberían celebrarse en octubre de 2018, aunque podrían adelantarse si Temer es apartado de la Presidencia por las acusaciones de corrupción que pesan en su contra y el Congreso Nacional acepta modificar la Constitución para convocar elecciones directas para elegir a un sustituto.

Lula da Silva, del Partido de los Trabajadores (PT), gobernó Brasil de 2003 a 2010, y conforme a un sondeo realizado en septiembre por el Instituto Datafolha, se mantiene al frente en las intenciones de voto para los comicios de 2018, con el 35 % del apoyo ciudadano, y ganaría en todos los escenarios y ante todos los candidatos que lleguen a la segunda vuelta a pesar de las acusaciones de corrupción existentes en su contra.

ftn/anz/mnz/rba

Commentarios