• Las hinchas londinenses sostienen una pancarta con la imagen del príncipe heredero saudí y distintas atrocidades cometidas, 22 de octubre de 2021.
Publicada: domingo, 24 de octubre de 2021 3:19

Los aficionados londinenses repudian la compra de Newcastle por Arabia Saudí colgando una pancarta con la imagen de Bin Salman que enumera las atrocidades saudíes.

Durante un partido de la Premier League de Inglaterra entre los equipos Crystal Palace y Newcastle que terminó el sábado 1-1, la hinchada exhibió pancartas manifestando su repudio a la adquisición del Newcastle United por parte de un consorcio liderado por Arabia Saudí.

En un cartel, los hinchas locales pintaron al príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, con una espada en la mano, junto a un listado de distintas atrocidades que había cometido.

En la pancarta que se burla de la “prueba de propietarios de la Premier League” figuran los delitos como “terrorismo, decapitación, abusos de los derechos civiles, asesinato, censura y persecución” cometidos por Riad.

 

De este modo, los fanáticos apuntan al príncipe heredero saudí por el asesinato del periodista disidente Jamal Khashoggi en el consulado saudí en Estambul en el año 2018, y señala la triste historia de violaciones de los derechos humanos, ejecuciones públicas y encarcelamientos de críticos en Arabia Saudí.

“La toma de posesión de Newcastle liderada por Arabia Saudí ha recibido con razón una condena y un enojo generalizados”, dijo el grupo de fanáticos en un comunicado emitido en Twitter.

No es la primera vez que ocurre algo así. En un partido ante el Tottenham días atrás, un camión circuló por las inmediaciones del estadio de fútbol Saint James Park situado en la ciudad de Newcastle-upon-Tyne, con un cartel que tenía el nombre de Jamal Khashoggi.

A su vez, la oenegé Amnistía Internacional (AI) ha recriminado a la Premier League por permitir la reciente venta del equipo Newcastle United a un fondo ligado a Arabia Saudí, denominado SPIF por sus siglas en inglés de Saudi Public Investmend Fund, sin tener en cuenta la situación de los derechos humanos.

tmv/ncl/rba