• Una fachada del edifico de la embajada de Estados Unidos en Rabat, capital de Marruecos.
Publicada: jueves, 7 de diciembre de 2017 7:24

Marruecos convocó al encargado de negocios de EE.UU. para expresar su protesta a la decisión de Trump de declarar Al-Quds (Jerusalén) como capital israelí.

“El encargado de negocios de EE.UU. en Rabat (capital de Marruecos) ha sido convocado en protesta a la decisión de Donald Trump de reconocer Al-Quds como capital de Israel”, informó el miércoles la página web de la cadena Sky News, en su versión árabe, citando un comunicado de la Cancillería marroquí.

En la misma jornada del miércoles, el rey marroquí Mohamad VI llamó al secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, para expresarle “su inquietud y preocupación” por la decisión de Al-Quds.

A su vez, la Universidad egipcia de Al-Azhar advirtió en la misma jornada de las consecuencias negativas de la decisión de Trump de declarar la ciudad de Al-Quds como capital israelí.

“Dicha decisión constituye una violación de los derechos de los palestinos y los árabes residentes de la ciudad santa de Al-Quds e ignora el sentimiento de más de mil quinientos millones de musulmanes”, alertó el jeque de la Universidad de Al-Azhar, Ahmad al-Tayeb, en un comunicado.

El encargado de negocios de EE.UU. en Rabat (capital de Marruecos) ha sido convocado en protesta a la decisión del Donald Trump de reconocer a Al-Quds como capital de Israel”, informó la Cancillería marroquí en un comunicado.

 

Enfatizó que la ciudad ocupada de Al-Quds, y su identidad palestina y árabe, deben ser la causa de todos los justos y sabios del mundo.

Trump anunció el miércoles su intención de cumplir con su promesa de campaña de reconocer Al-Quds como la capital israelí y consecuentemente trasladar su embajada desde Tel Aviv, haciendo así caso omiso a las numerosas advertencias y críticas de líderes mundiales y regionales.

Además del rechazo manifestado por los distintos movimientos y políticos palestinos, el anuncio del mandatario estadounidense ha provocado la condena y la crítica de muchos países del mundo. La Unión Europea (UE), la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Francia, Alemania, Turquía, Irak, El Líbano, Irán, Jordania y varios países latinoamericanos han sido algunos de los primeros en hacerlo.

mkh/rha/snz/msf

Commentarios