• El Estado Impuesto: El nuevo y viejo colonialismo
lunes, 20 de mayo de 2019 20:00

Desde su surgimiento, el sionismo tuvo la idea clara de conquistar Palestina.

Para 1945, este movimiento había atraído a más de medio millón de colonos a un territorio cuya población era aproximadamente de dos millones.

A medida que las prácticas derivadas de la operación de ocupación, conquista y apartheid levantaron importantes escándalos a nivel internacional, el sionismo buscó desprenderse de la etiqueta de colonialismo ganada por sus propios “méritos”.

Como es de esperarse, los esfuerzos solo fueron a nivel propagandístico. Con el paso de los años, las prácticas coloniales, lejos de moderarse, se intensifican: en el período que va desde 2004 a 2015, los colonos israelíes cometieron más de 11 000 ataques, incluido el asesinato de Ali Dawabshe, un bebé de 18 meses, quemado vivo en el incendio de su casa por un ataque que dejó a su hermano de cuatro años y a sus progenitores gravemente heridos.

¿A qué dimensiones llega el colonialismo sionista en la actualidad? ¿Cómo justifican esta política? ¿Qué se dice sobre esto en el plano internacional?

smd/ncl/hnb

Comentarios