• Detrás de la Razón: Líbano entre la inestabilidad y la injerencia
viernes, 16 de julio de 2021 21:59

Mientras El Líbano se mantiene sumido en una crisis socioeconómica, para muchos expertos la peor de su historia, su primer ministro Saad Hariri renunció.

Nueve largos meses, en lo que no pudo formar un gabinete. El argumento, diferencias con el Ejecutivo en los nombres que debían conformar el gobierno.
En medio de esto surge una primera interrogante.

¿Por qué los dirigentes principales de la nación no pueden acordar la vía política para ese nuevo gobierno necesario en momentos de dificultad nacional?

Bueno, lo cierto es que con la renuncia de Hariri, se levantan de nuevo voces injerencistas desde otras latitudes. Francia y Estados Unidos.

Para nadie es un secreto el consecuente interés de la nación gala en el país árabe. De hecho, Francia organizará el próximo 4 de agosto una nueva conferencia internacional “de apoyo a la población libanesa”, respaldada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Semanas atrás, el canciller francés, Jean-Yves Le Drian, y el secretario de Estado estadounidense, Anthony Blinken, ya se habían reunido en París días antes de la cumbre ministerial del G20 en Roma, en donde manifestaron su decisión conjunta de “actuar juntos para hacer presión sobre los responsables del bloqueo político en El Líbano”.

Quizás por esto, no es extraño ver a Blinken ahora, emitir un comunicado en el que expresa como una “decepción” la decisión de Hariri. De hecho el Gobierno francés ha venido denunciando una “obstrucción organizada e inaceptable” en Beirut, pero en este apartado cabe preguntarse, ¿desde qué sectores realmente se ha contribuido a esas crisis?

Desde Washington se han mantenido sanciones. Y ahora, desde la Unión Europea (UE), se ve como única solución para El Líbano, un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), además de una serie de reformas por parte del Gobierno libanés.

Otro actor del que no es posible olvidarse es Arabia Saudí. Ya en el 2017 fue señalado como implicado en otra dimisión de Hariri, para ese momento, cuando durante una semana en Riad, no regresaba a Beirut, a pesar de su agenda y hasta llegó a emitir un mensaje de renuncia desde la capital saudí.

¿Habrá vuelto a presionar el reino de los Al Saud a Hariri, para esa lista de un nuevo gobierno en El Líbano?

Mientras desde el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) se señala el interés de EE.UU. y sus aliados en provocar revueltas contra el Eje de la Resistencia.

Por lo pronto, los ciudadanos libaneses siguen a la espera de acciones y vías para intentar volver a la senda del desarrollo y la estabilidad.

En esta edición de Detrás de la Razón por HispanTV, analizamos junto nuestros expertos en la materia, todo lo que hay detrás de esta decisión del premier libanés y sus implicaciones.

Por: Danny Pérez Díaz
IG: @Dannyperezdiaztv

xsh/ctl/rba

Comentarios