• Detrás de la Razón: La guerra por el petróleo: Trump, EEUU, Rusia, China e Irán

Las palabras sabias de que donde hay petróleo o recursos naturales, hay terrorismo, disturbios, violencia para tener a estos los recursos a sus manos.

Pues claro, ahí está el tesoro y las fuerzas mundiales lo quieren, cómo no va a haber problemas, porque entre más problemas, “a río revuelto, ganancia de pescadores”, diría mi abuelita, pescadores que viven en los países potencias del mundo. Estados Unidos quiere doblegar a Irán.

A través de sanciones contra su economía y petróleo, quiere que los iraníes obedezcan y hagan lo que conviene. Sí pero hay aun más, no solo eso, Irán es una potencia petrolera con una gran cartera de compradores como China, La India y la Unión Europea (UE).

Estados Unidos gracias al “fracking”, el sistema barato para extraer petróleo con agua a presión fracturando el subsuelo, se convertirá en el productor de petróleo más grande del planeta, y con tanto petróleo, necesitará más clientes o que le compren más.

Ya con esto que le digo, haga las sumas y podrá ver que este es otro de los objetivos de las asfixiantes sanciones estadounidenses contra Irán: reducir sus exportaciones a cero, y la pregunta es, ¿A quién le comprarán aquellos que le compraban a Irán? Pues sí, esa seguramente será un objetivo o un beneficio más de aplicarle sanciones a los iraníes.

El líder de Irán habló hoy, y dijo que ni sanciones ni Washington, que el país es fuerte y saldrá vencedor de los castigos de Trump, además que le prohibió al Gobierno iraní, al presidente Hasan Rohani, que negocie con EE.UU., así que si estaban pensando que las cosas se solucionarían sentándose a la mesa, y haciendo concesiones a EE.UU., pues no será así.

China ha retado a EE.UU. en este tema, el desafío es que seguirá comprándole crudo a Irán, a pesar de las sanciones de Donald Trump. Aunque algo está raro, porque en los últimos meses, China comenzó a comprar más petróleo a Irán, como si estuviera llenando las reservas de la casa, al saber que se pueden acabar los víveres.

Para enrarecer la cosa, hace tres días, China le quitó el impuesto de importación al petróleo de EE.UU., a pesar de tener miles de cosas estadounidenses castigadas con aranceles a raíz de la actual guerra comercial entre ambos, con lo que pareciera que China se prepara para comprar más petróleo de Washington.

Mientras esto sucede, la Agencia Internacional de Energía (AIE), alerta que las sanciones de EE.UU. contra Irán podrían desestabilizar el mundo, al disparar los precios del petróleo y provocar un caos económico. ¿Qué estará viendo la agencia? ¿Qué le espera al mundo?

En Detrás de la Razón, nosotros preguntamos, los analistas contestan y usted en su casa concluye. Y si la realidad hace lo que quiere, entonces nosotros volveremos a preguntar. Lo importante es detectar las aristas que no nos dicen. El análisis, las preguntas y respuestas a las diez treinta de la noche, desde los estudios de Teherán; Londres, seis y Madrid, siete de la tarde; México, doce del día, y Colombia, una de la tarde.

Por Roberto de la Madrid

smd/ncl/hnb

lunes, 13 de agosto de 2018 20:15
Comentarios