• Un helicóptero Apache del régimen de Arabia Saudí.
Publicada: jueves, 31 de mayo de 2018 21:11
Actualizada: jueves, 31 de mayo de 2018 22:55

El Ejército y las fuerzas del movimiento popular Ansarolá de Yemen derriban un helicóptero Apache saudí en la provincia de Jizan, en el suroeste de Arabia Saudí.

Así lo ha informado este jueves el canal de televisión local Al Masirah, mientras precisa que las unidades de la defensa antiaérea yemeníes han derribado la aeronave saudí cuando sobrevolaba la región de Jahfan, en la mencionada provincia, fronteriza con el territorio yemení.

Según apostilla el medio, que cita a una fuente del Ministerio de Defensa de Yemen, toda la tripulación del helicóptero Apache del régimen de Al Saud murieron en consecuencia del impacto de disparos de las fuerzas yemeníes.

Este mismo jueves, las Fuerzas Armadas yemeníes han logrado destruir un dron (avión no tripulado) de espionaje, modelo CH-4, perteneciente a la campaña militar liderada por Riad en la región de Asir, suroeste de Arabia Saudí, ha reportado la agencia yemení de noticias SABA.

El Ejército yemení también han lanzado fuertes ataques de artillería contra los soldados y mercenarios del régimen de Al Saud en la provincia de Taiz, suroeste de Yemen, causando decenas de bajas y heridas entre las tropas saudíes, incluidos importantes comandantes. En esta última ofensiva las fuerzas yemeníes han destruido también un vehículo militar del ejército saudí, añade SABA.

 

Desde que el régimen saudí y sus aliados emprendieron en 2015 una guerra contra Yemen las zonas fronterizas del reino árabe, sobre todo los sitios militares, han sido blanco de ataques de las fuerzas yemeníes que actúan en represalia por los bombardeos saudíes.

La agresión saudí contra Yemen ha acabado con la vida de más de 10 000 yemeníes y ha abocado al país más pobre del mundo árabe a la hambruna y a las epidemias, de acuerdo con el último balance ofrecido por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Esa campaña aérea que no cuenta con el aval de las Naciones Unidas, ha tomado como blancos mercados, escuelas, instalaciones sanitarias y objetivos civiles, lo que ha provocado duras críticas internacionales. 

mnz/lvs/alg/rba

Comentarios