• El expolicía venezolano Óscar Pérez, momentos antes de su muerte, a las afueras de Caracas, Venezuela, 15 de enero de 2018.
Publicada: martes, 16 de enero de 2018 16:51
Actualizada: miércoles, 17 de enero de 2018 20:13

El Gobierno de Venezuela confirma la muerte del expolicía Óscar Pérez en la emboscada que le tendieron el lunes las fuerzas de seguridad del país sudamericano en la zona de El Junquito, en el municipio Libertador, en el oeste de Caracas, capital venezolana, informa el ministro bolivariano del Interior, el general Néstor Reverol.

El titular venezolano ha incluido este martes a Pérez, de 36 años, en la lista de los “siete terroristas fallecidos” -entre ellos una mujer-, y mostrado sus fotografías durante una comparecencia en la televisión oficial.

“Ante una agresión que pone en riesgo la vida se procedió a neutralizar al grupo agresor con el lamentable saldo de siete terroristas fallecidos”, ha asegurado Reverol, al explicar el proceder de los comandos especiales que participaron en la llamada “Operación Gedeón”.

Mientras tanto, otros seis miembros del grupo de Pérez, cuatro hombres y dos mujeres, están detenidos, siendo procesados en este momento, en tanto que dos policías murieron y ocho resultaron heridos, conforme ha precisado el ministro venezolano del Interior.

Ante una agresión que pone en riesgo la vida se procedió a neutralizar al grupo agresor con el lamentable saldo de siete terroristas fallecidos”, ha dicho el ministro venezolano del Interior, Néstor Reverol, al explicar la operación realizada por las fuerzas de seguridad venezolanas que terminó con la muerte del expolicía rebelde Óscar Pérez.

 

Tras lanzar un ataque con varias granadas desde un helicóptero de la Policía científica en junio de 2017, Pérez era prófugo de la justicia y pesaba sobre él una orden de busca y captura de la Interpol (Organización Internacional de Policía Criminal).

El ataque tuvo lugar en el contexto de las violentas protestas contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que dejaron un saldo de 125 muertos entre abril y julio de 2017.

Antes de su muerte, Pérez anunció, a través de una serie de vídeos publicados en Instagram, el inicio de la emboscada que le habían tendido las fuerzas de seguridad venezolanas.

aaf/anz/tmv/rba

Comentarios