• Murat Karayilan, un comandante de alto nivel del PKK
Publicada: viernes, 18 de septiembre de 2015 9:20

El Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, en kurdo) ha rechazado un alto el fuego unilateral con el Gobierno de Turquía, acusando a Ankara de lanzar guerra para ganar más votos en las próximas elecciones.

"Un alto el fuego sólo puede ser mutuo. Nuestra experiencia nos enseña que no se sacan resultados positivos de altos el fuego unilaterales", recalcó el jueves Murat Karayilan, un comandante de alto nivel del grupo armado.

Un alto el fuego sólo puede ser mutuo. Nuestra experiencia nos enseña que no se sacan resultados positivos de altos el fuego unilaterales", recalcó Murat Karayilan, un comandante de alto nivel del PKK.

En este sentido, Karayilan puso de relieve que incluso si PKK pone fin a sus medidas militares, el gobernante Partido de Justicia y Desarrollo (AKP, por sus siglas en turco) no lo hará.

Al hacer hincapié en que un cese al fuego debe ser mutuo, el integrante del PKK apostilló que no podrá haber una tregua bilateral antes de los venideros comicios generales. “Las condiciones para un alto el fuego bilateral no parecen posibles antes del 1 de noviembre", aseveró.

Las declaraciones de Karayilan tuvieron lugar un día después de que la Unión de Comunidades del Kurdistán (KCK), organización paraguas en la que está integrada el PKK, expresara su disposición a iniciar diálogos con Ankara bajo supervisión de una tercera parte.

El PKK lucha desde la década de 1980 por una región autónoma kurda dentro de Turquía, un conflicto que ha dejado decenas de miles de víctimas.

Integrantes del PKK

 

En 2013, el líder kurdo, Abdolá Ocalan (encarcelado desde 1999), pidió a los integrantes del PKK “callar” las armas y sustituir la lucha armada por un proceso democrático para conseguir la paz, lo que se tradujo en un alto el fuego.

El referido alto el fuego fue retirado el pasado mes de julio por el PKK como consecuencia de las campañas militares de Turquía.

Desde finales del pasado mes de julio, Turquía ha dado inicio a una serie de agresiones aéreas y terrestres, no coordinadas, contra los territorios vecinos de Irak y Siria so pretexto de luchar contra el terrorismo; no obstante, tanto las autoridades iraquíes como las sirias han denunciado la violación de su soberanía por el Gobierno de Ankara.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, convocó el pasado 21 de agosto elecciones legislativas anticipadas para el 1 de noviembre, tras expirar el plazo legal de 45 días para formar un Gobierno de coalición.

El 18 de agosto, el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, admitió oficialmente el fracaso para formar un gobierno de coalición después de las conversaciones sin resultados con los partidos opositores.

La oposición turca acusa a Erdogan de recurrir a todos los medios posibles, incluyendo lanzar guerra, con el fin de posponer las elecciones y mantenerse en el poder.

hnb/ktg/nal

Comentarios