• Viceministro iraní de Salud, Irach Harirchi, pronuncia un discurso en la universidad Beheshti de Teherán.
Publicada: martes, 25 de febrero de 2020 22:02
Actualizada: miércoles, 26 de febrero de 2020 8:39

El viceministro iraní de Salud, Irach Harirchi, ha sido diagnosticado con el nuevo coronavirus, en un momento en que la cifra de infectados supera los 90.

Tenía fiebre ayer. Las pruebas dieron positivo anoche. Me aislé. Hacía pocos minutos que me habían dado los resultados de la última prueba. Empezaré a tomar medicamentos”, ha explicado este martes Harirchi.

En declaraciones realizadas en un vídeo emitido en las redes sociales, el titular persa dice que el país saldrá victorioso “en las próximas dos semanas” en la lucha contra el coronavirus, al tiempo que asegura “de todo corazón” que Irán tiene a su disposición un “tratamiento efectivo”.

El nuevo coronavirus comenzó en la ciudad china de Wuhan en diciembre de 2019. Desde entonces, más de 80 000 personas han sido diagnosticadas y más de 2300 han muerto a causa de esta enfermedad, que ya se ha extendido a otros 35 países.

Los síntomas descritos para la enfermedad denominada “Covid-19” por la Organización Mundial de Salud (OMS) son fiebre y fatiga, acompañados de tos seca y, en muchos casos, de disnea (dificultad para respirar).

En Irán, el virus fue reportado por vez primera en la ciudad de Qom, a unos 140 kilómetros al sur de Teherán, la capital, a mediados de febrero. Hasta el momento, se han confirmado 15 muertos y 95 contagios por la enfermedad en el país persa.

Desde el principio, las autoridades iraníes prometieron claridad a la hora de informar sobre el caso y han estado ofreciendo cifras a diario.

 

El jefe de la Organización de Defensa Pasiva de Irán, el general de brigada Gholam Reza Yalali, ha anunciado que el brote “se ha contenido relativamente en todo el país”. Según el militar de alto rango, este logro se consiguió gracias a la “voluntad nacional y la gerencia coordinada en el país”.

La contención del virus, agregó, significa que “presenciaremos una caída en el número de personas infectadas en las próximas semanas y una tendencia a la baja en la trayectoria de la enfermedad”.

Irán no es el único país afectado por la epidemia en la región de Asia Occidental. Turquía y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), centros de conexión de la zona, se encuentran entre los países de la región en los que se han reportado casos positivos del virus.

Hay informes que sugieren que en los EAU ha habido unos 18 muertos y más de 80 diagnosticados, aunque el emirato del Golfo Pérsico aún no ha admitido de forma oficial un escenario posiblemente parecido en Turquía.

mjs/nii/