• Recién graduados de los cursos de adiestramiento de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).
Publicada: domingo, 14 de enero de 2018 18:43
Actualizada: domingo, 14 de enero de 2018 19:32

La llamada coalición contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), liderada por Estados Unidos, confirma que está adiestrando a un nuevo ejército, compuesto por kurdo-árabes en Siria, una medida que ha provocado la ira de las autoridades turcas.

Según ha informado este domingo la agencia británica de noticias Reuters, la coalición ‘anti-EIIL’ ha confirmado que esta nueva unidad estará integrada en su mayoría por las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), a las que ha estado prestando apoyo logístico y armamentístico.

Un alto mando del Gobierno de Turquía le ha confirmado a dicha agencia que los esfuerzos y planes de la coalición para la formación de esta nueva fuerza militar fueron las principales razones por las que el Gobierno turco convocó el miércoles al encargado de negocios de Estados Unidos.

Por su parte, la coalición ‘anti-Daesh’, a través de su Oficina de Asuntos Públicos, ha confirmado que hay planes en marcha para la formación de una “guardia fronteriza” compuesta por kurdos y árabes, y que estas fuerzas serán desplegadas a lo largo de los territorios bajo el control de las FDS en el norte de Siria.

Del mismo modo, la coalición ha informado de que, en total, planea que este nuevo ejército tenga unos 30.000 integrantes y que sea desplegado, principalmente, en la frontera entre Turquía y Siria a fin de resguardar los territorios que controlan las fuerzas kurdas.

Esta nueva fuerza será, en realidad, una reordenación de cerca de 15.000 miembros de las FDS, en una nueva misión, en la Fuerza de Seguridad Fronteriza”, mientras que el resto serán nuevos reclutas de los territorios del norte de Siria, se lee en un texto enviado por la llamada coalición anti-EIIL a Reuters.

 

“Esta nueva fuerza será, en realidad, una reordenación de cerca de 15.000 miembros de las FDS, en una nueva misión, en la Fuerza de Seguridad Fronteriza”, mientras que el resto serán nuevos reclutas de los territorios del norte de Siria, se lee en un texto enviado por la llamada coalición ‘anti-EIIL’ a Reuters.

En la actualidad, las relaciones entre EE.UU. y Turquía, país miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), no pasan por su mejor momento debido al apoyo armamentístico de Washington a las milicias kurdas, y la inclusión de estas en el nuevo plan estadounidense seguramente agravará, en gran medida, las tensiones entre las partes.

Washington justifica su apoyo armamentístico pretextando la lucha contra Daesh, pero Ankara considera a las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo) —integradas dentro de las FDS— un aliado del grupo turco Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo), y por lo tanto, una organización terrorista.

hgn/anz/tqi/rba

Commentarios