• Soldados turcos impiden el paso a los refugiados sirios que huyen de la violencia del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).
Publicada: jueves, 21 de abril de 2016 7:24
Actualizada: jueves, 21 de abril de 2016 8:28

Guardias fronterizos turcos mataron a tiros a ochos civiles sirios —varias mujeres y niños— mientras intentaban cruzar la frontera turco-siria para escapar del grupo terrorista EIIL.

Según informó el miércoles el diario británico The Times, el incidente tuvo lugar el 17 de abril en la frontera entre Turquía y Siria, cuando un grupo de refugiados sirios intentaba cruzar la ruta habitualmente utilizada por los contrabandistas para acceder al suelo turco.

Los guardias de fronteras turcos que se percataron de los hechos abrieron fuego contra los refugiados; mataron a ocho de ellos e hirieron a varios otros, indica el medio.

No es la primera vez que se reporta este tipo de casos en la frontera entre Turquía y Siria. El pasado 31 de marzo, The Times, citando al opositor Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), informó que los guardias fronterizos turcos disparan contra los refugiados que tratan de escapar del conflicto sirio.

En los últimos cuatro meses 16 migrantes, tres niños entre ellos, fueron asesinados por los guardias fronterizos cuando intentaban cruzar la frontera, comunicó el OSDH.

Recientemente, más de 30.000 sirios han huido hacia la frontera de Turquía para escapar del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), pero no han podido cruzar la zona fronteriza y poner sus vidas a salvo debido a los disparos realizados por soldados turcos.

En este sentido, el pasado viernes, la organización defensora de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) denunció la extrema desesperación que se cierne sobre los ciudadanos sirios que huyen ante los recientes avances del EIIL en las zonas controladas por los grupos armados al norte de Alepo (noroeste de Siria), pues tanto los terroristas como los guardias fronterizos turcos les disparan con munición real.

Asimismo, Amnistía Internacional (AI) ha denunciado en reiteradas ocasiones a las fuerzas turcas por disparar “a diario” contra los refugiados sirios en la frontera.

Basándose en informes procedentes de un grupo de médicos en Siria, AI señala que, cada día, al menos dos o tres personas son blanco de los disparos realizados por agentes de la guardia fronteriza turca.

El 7 de marzo, la Unión Europea (UE) logró un principio de acuerdo con el primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, para poner en marcha un programa para deportar a Turquía a “todos los migrantes”―incluidos los demandantes de asilo sirios―, que lleguen a la UE a través de este país.

En reacción, AI calificó de “inhumano” el principio de acuerdo y expresó su “preocupación” por todo lo que conllevará el envío de la gente de vuelta al país euroasiático, en vez de “hacer esfuerzos incondicionales sobre su reubicación”.

mep/anz/mrk