• El canciller ruso, Serguéi Lavrov, y su homólogo estadounidense, Antony Blinken (izq.), hablan con periodistas en Suecia, 2 de diciembre de 2021.
Publicada: domingo, 9 de enero de 2022 16:16
Actualizada: lunes, 10 de enero de 2022 13:34

Rusia responde furiosamente a las retóricas de EE.UU. sobre la presencia de las tropas rusas en Kazajistán y le recuerda su intromisión militar en todo el mundo.

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, afirmó el viernes que a Kazajistán resultaría “muy difícil” conseguir la retirada de las tropas rusas de su territorio y reducir la influencia de Moscú después de invitarlas para sofocar los disturbios que vive estos días. “Creo que una lección de la historia reciente es que una vez que los rusos están en su casa, a veces es muy difícil hacer que se vayan”, indicó Blinken a los periodistas.

En un comunicado publicado el sábado en su canal de Telegram, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia tachó dichas declaraciones de Blinken de “típicamente ofensivas” y acusó al titular estadounidense de bromear sobre los trágicos eventos que sufre Kazajistán. Además, consideró que EE.UU. debería analizar su propio historial de intervenciones en países como Vietnam e Irak y después comentar sobre las lecciones de historia.

“Si a Antony Blinken le encantan las lecciones de historia, entonces debe tener en cuenta lo siguiente: cuando los estadounidenses están en su casa, puede ser difícil mantenerse con vida y no ser robado o violado”, afirmó la Cancillería rusa.

Despliegue ruso en Kazajistán responde a la solicitud de Astaná

En la nota, Moscú defendió que su despliegue en Kazajistán era una respuesta legítima a la solicitud del país centroasiático de apoyo de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), una alianza de Estados exsoviéticos que incluye a Rusia.

Desde el 2 de enero, miles de manifestantes han salido a las calles de Kazajistán para protestar contra el aumento del precio del gas licuado. En este marco, el Gobierno kazajo ha denunciado que varias regiones del país fueron escenario de disturbios y actos de vandalismo organizados por provocadores y elementos criminales y terroristas. Por eso, solicitó a la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva, compuesta por Armenia, Bielorrusia, Kazajistán, Kirguistán, Rusia y Tayikistán, que enviaran fuerzas de paz para hacer frente a la amenaza terrorista y a los intentos por socavar la integridad nacional.

El jueves, la Cancillería rusa advirtió también que dichas protestas en Kazajistán son “un intento inspirado desde el exterior para socavar por la fuerza, con el uso de grupos armados entrenados y organizados, la seguridad e integridad” del país centroasiático, y, anunció su apoyo al Gobierno kazajo para poder adoptar “las medidas urgentes” ante el aumento de la violencia.

tmv/msm/tqi