• Las fuerzas estadounidenses y ucranianas participan en ejercicios militares conjuntos.
Publicada: domingo, 20 de agosto de 2017 21:27

Ucrania no tiene otro remedio que ‘servir café a los marines de EE.UU.’ a través de construir una nueva base naval, según el vice primer ministro de Rusia.

"Mientras tanto, nuestros colegas ucranianos no ven otra perspectiva que servir café a los marines de EE.UU. en Ochakiv (ciudad ucraniana)", ha escrito este domingo Dmitri Rogozin en su cuenta de Twitter.

Rogozin también ha reaccionado en un artículo, publicado en la agencia local de noticias RIA Novosti, titulado ‘El cementerio sin terminar: cómo se hundió la flota de Ucrania’, describiendo que la situación es poco favorable de los astilleros situados en la ciudad ucraniana de Nikoláiev, a 65 kilómetros del mar Negro.

En este sentido, Rogozin ha afirmado haber visitado en diciembre de 2013 a petición del presidente de Rusia, Vladimir Putin, los astilleros de Nikoláiev con el fin de “determinar las perspectivas de cooperación”.

"Tuvimos buena acogida. Nos pusimos de acuerdo sobre el plan de cooperación. Pero al cabo de un mes se inició la fase activa del golpe de Kiev, y todas nuestras esperanzas de reactivar los vínculos económicos con Ucrania (…) cayeron", ha indicado el titular ruso.

La Marina estadounidense publicó recientemente en su página oficial que los militares del Batallón de Ingeniería de Asalto Marítimo habían iniciado la construcción de un centro operacional en la base naval en Ochakiv.

Mientras tanto, nuestros colegas ucranianos no ven otra perspectiva que servir café a los marines de EE.UU. en Ochakiv (ciudad ucraniana)", dice el vice primer ministro de Rusia, Dmitri Rogozin.

El anuncio se produce unas semanas después de que varios buques de guerra equipados con misiles estadounidenses y más de 800 marineros participaran en los ejercicios navales bautizados como Sea Breeze 2017, en el mar Negro, cerca de la ciudad portuaria ucraniana de Odesa.

La Sexta Flota de la Armada de EE.UU. indicó en un comunicado que la Marina del país envió el crucero equipado con misiles guiados USS Hue City, USS Carney, el destructor de clase Arleigh Burke con capacidad de portar misiles guiados y un avión de vigilancia estadounidense P-8A Poseidon a Odesa.

Moscú se ha opuesto duramente a los juegos de guerra de gran escala de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) cerca de las fronteras rusas, que se intensificaron tras la celebración del referéndum de marzo de 2014 en el cual Crimea votó a favor de la anexión a Rusia.

A juicio de las autoridades rusas, las acciones provocativas de la Alianza Atlántica no dejan otra opción que Moscú tome medidas de represalia.

“Las actividades de la OTAN en Europa Oriental no sólo aseguran una presencia militar reforzada de sus aliados en las inmediaciones de las fronteras rusas sino que representan la posibilidad de las operaciones militares”, ha advertido el representante permanente de Rusia ante la citada organización, Alexander Grushko.

alg/rha/myd/hnb

Comentarios