• El representante permanente de Irán ante las Naciones Unidas, Mayid Tajt Ravanchi, habla durante una sesión del Consejo de Seguridad.
Publicada: miércoles, 14 de octubre de 2020 19:28

Irán alerta de la amenaza de las armas atómicas y acusa a EE.UU. y el régimen de Israel de suponer obstáculos en la vía del mundo hacia el desarme nuclear.

“EE.UU. y el régimen sionista son los obstáculos grandes del desarme nuclear a nivel mundial y regional”, ha aseverado este miércoles el representante permanente de Irán ante las Naciones Unidas, Mayid Tajt Ravanchi, alertando del papel destructivo de los programas nucleares de dichas partes en el empeoramiento actual de la seguridad mundial.

En declaraciones formuladas en el Comité de Desarme y Seguridad Internacional del 75.º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), Tajt Ravanchi ha advertido de la amenaza de “más de 14 000 armas atómicas y 100 mil millones de costos anuales” para su compra en el mundo.

A su vez, ha señalado a EE.UU. como el “mayor poseedor de armas nucleares”, solo en 2019 “gastó 36 mil millones de dólares para (impulsar) su arsenal nuclear y la producción del último modelo de armas nucleares”.

Para el funcionario persa, Washington recurre a armas atómicas para “amenazar a los países no nucleares” y ha asestado un “golpe duro” a los esfuerzos internacionales por lograr el desarme y la no proliferación de armas nucleares, al salir del Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF, por sus siglas en inglés) y negarse a extender el Nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (Nuevo START) con Rusia.

 

“Transcurridos 75 años desde que EE.UU. usó armas atómicas, no hay garantía alguna de que no las vaya a usar de nuevo”, ha dicho, recordando el año 1945, cuando el país norteamericano arrojó bombas atómicas contra las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki.

Tajt Ravanchi, por otro lado, ha avisado que Israel, con el apoyo de EE.UU., impide una región libre de armas nucleares. Al respecto, ha llamado a la comunidad internacional a tomar medidas para que el régimen sionista se sume al Tratado de No Proliferación (TNP) y que aplique las salvaguardias de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA).

De igual modo, ha hecho referencia a las “secretas” actividades nucleares que lleva a cabo Arabia Saudí, con la luz verde de Estados Unidos.

Respecto a otras armas de destrucción masiva, Tajt Ravanchi ha condenado cualquier uso de armas químicas y ha exigido a Washington, como el único poseedor de dichas armas, que se comprometa con el protocolo de Ginebra de 1925 que prohíbe el uso de armas biológicas y químicas en cualquier guerra.

Asimismo, ha expresado el apoyo de Irán a los esfuerzos por impedir la carrera armamentista y la militarización del espacio, de lo que ha acusado a Washington, que ya ha establecido la Fuerza Espacial como la sexta rama del servicio armado.

El diplomático persa, además, ha denunciado el “envío continuo de armas avanzadas a la región” de Asia Occidental. En concreto, ha refutado el “aumento de las compras” de este material por parte del régimen israelí y Arabia Saudí, las cuales “aumentaron en 354 y 192 por ciento, respectivamente, durante un período de cinco años”.

tqi/lvs/shz/hnb