• El portavoz del Gobierno de Irán, Ali Rabiei, habla durante una rueda de prensa en Teherán, la capital.
Publicada: lunes, 9 de diciembre de 2019 16:10

El Gobierno de Irán denuncia que la implicación de EE.UU. en los recientes disturbios en el país constituye un “crimen de guerra” y un “crimen internacional”.

Los claros comentarios pronunciados estos días por los funcionarios estadounidenses sobre los acontecimientos en Irán y atribuirlos a sus esfuerzos es un crimen de guerra y un crimen internacional”, ha expresado este lunes el portavoz del Gobierno iraní, Ali Rabiei.

En declaraciones ofrecidas a la prensa en Teherán (capital persa), Rabiei ha arremetido contra el Gobierno estadounidense por reconocer “descaradamente” su participación en los disturbios en Irán.

Entre tanto, el funcionario persa ha subrayado el fracaso de EE.UU. en sus planes para aprovecharse de las protestas por la subida de los precios de gasolina y crear disturbios en el país con el fin de derrocar al Sistema de la República Islámica.

LEER MÁS: Miles de iraníes expresan su apoyo a poderío y seguridad del país

LEER MÁS: ‘El imperialismo de EEUU ya está en declive y no podrá con Irán’

 

En otra parte de sus declaraciones, Rabiei ha rechazado enérgicamente las acusaciones de Estados Unidos de que miles de personas hayan muerto en los disturbios en Irán y las ha calificado de “mentiras”.

El vocero persa ha recalcado también que el Gobierno iraní anunciará en breve la cifra exacta de los muertos en cada provincia. Además, ha señalado que el número de policías heridos en los disturbios fue mayor que el de gente común lesionada.

Con el fin de moderar la tasa del consumo nacional, Teherán elevó los precios de la gasolina. La medida provocó algunas protestas pacíficas, pero grupos de alborotadores, financiados por EE.UU., entre otros, aprovecharon la situación para alterar el orden público y amenazar la seguridad nacional.

LEER MÁS: Líder denuncia apoyo de EEUU a alborotadores en disturbios en Irán

Debido a tal situación, la Justicia iraní ha sentenciado a EE.UU. a pagar 130 mil millones de dólares en concepto de indemnización a los damnificados de las protestas, pues denuncia que Washington “ha usado sus capacidades en el mundo virtual y sus capacidades satelitales para incitar a la violencia”.

fmk/ctl/mjs