• Vicecanciller y ministro de Energía y Economía de Alemania, Sigmar Gabriel, habla ante periodistas en Berlín. 23 de julio de 2015.
Publicada: viernes, 24 de julio de 2015 0:19

El vicecanciller y también ministro de Energía y Economía de Alemania, Sigmar Gabriel, ha defendido este jueves su visita a Irán, ante las críticas de los grupos proisraelíes.

“El ministro de Economía alemán está para ayudar a su país y su economía”, ha asegurado Gabriel ante los medios de comunicación en la capital germana, Berlín, por primera vez desde su regreso del país persa.

El ministro de Economía alemán está para ayudar a su país y su economía”, asevera Gabriel.

Así, el funcionario alemán ha reaccionado a las críticas contra su viaje a Irán, para reavivar los lazos económicos en un momento que llaman negocio posterior a las sanciones.

El Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), alcanzado el pasado 14 julio entre Irán y el Grupo 5+1, dio lugar el pasado 20 de julio a la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

De acuerdo con dicha resolución, se derogan todas las sanciones financieras y económicas impuestas al país persa y se reconoce su derecho a desarrollar un programa de energía nuclear pacífico.

Las sanciones antiraníes solo tenían “una razón concreta y era las conversaciones nucleares”, ha señalado Gabriel, para después recordar que con la conclusión de los diálogos no hay más obstáculos para comerciar con Irán.

Negarse a hacer negocios con Irán sería visto como no poder premiar al país por resolver controversias por medios pacíficos”, subraya el ministro alemán.

Sigmar Gabriel ha apostillado que “negarse a hacer negocios con Irán sería visto como no poder premiar al país por resolver controversias por medios pacíficos”, es decir dialogar con el G5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Rusia, China y Francia, más Alemania) sobre el caso nuclear.

Presidente de Irán, Hasan Rohani (dcha), recibe a Gabriel en Teherán. 20 de julio de 2015

 

En otra parte de sus declaraciones, el alto funcionario germano ha dejado claro que la negativa de Teherán a reconocer al régimen de Israel tampoco es una razón legítima para evitar hacer negocios con la República Islámica de Irán.

Gabriel realizó el pasado domingo una visita de tres días a Irán, acompañado por una alta delegación económica y comercial, con el propósito de extender los lazos políticos, comerciales y económicos.

Al principio de su viaje, el titular alemán aseveró que la negativa de Teherán a reconocer el régimen de Tel Aviv podría dañar las relaciones comerciales con el país germano, pero la demanda fue bruscamente rechazada por el Gobierno iraní.

En este contexto, la portavoz de la Cancillería iraní, Marzie Afjam, hizo hincapié el pasado lunes que pese a los intereses comunes y la amplia capacidad de cooperación entre Irán y Alemania en diversos terrenos, los dos países tienen visiones muy diferentes en cuanto a algunas cuestiones regionales, entre ellas el régimen de Israel.

Portavoz de la Cancillería de Irán, Marzie Afjam.

 

La diplomática persa afirmó que las autoridades iraníes plantean igual que siempre sus preocupaciones y su postura ante las amenazas que afronta la región del Oriente Medio, entre ellos el régimen de Israel, refutando la propuesta de Gabriel sobre la posibilidad de que Alemania se erija como mediador entre Irán y el régimen de Israel e intentar que Teherán reconozca el derecho a existir de dicho régimen.

Cabe evocar que la República Islámica de Irán siempre ha insistido en su postura explícita y fundamental sobre la naturaleza ilegítima del régimen de Israel, y ha mostrado su apoyo multilateral a la causa palestina, a la que nunca dejará de respaldar.

zss/ybm/rba

Comentarios