• Retos y logros de una Revolución: Intento de golpe de 1980 en Irán
Publicada: martes, 9 de octubre de 2018 13:16

El 10 de julio de 1980, solo un año y medio después de la Revolución Islámica, algunos de los miembros de las Fuerzas Especiales de la Fuerza Aérea y del Ejército de Irán fueron arrestados bajo la acusación de perpetrar un golpe de Estado contra el gobierno recién establecido.

En una operación llamada NEGHAB, los golpistas intentaron, primero, bombardear la casa del Imam Jomeini, la oficina del primer ministro, el Parlamento, el Tribunal Revolucionario Islámico y el cuartel del CGRI, y luego ocupar la IRIB, el Aeropuerto de Mehrabad y el Cuartel General del Ejército. Para ello, planearon ocupar la base aérea de Nojeh.

Cuando los líderes del golpe fueron arrestados, se supo que Shapur Bakhtiar, el último primer ministro del régimen de los Pahlavi, que en ese momento se encontraba en Francia, había planeado el golpe.

Los líderes golpistas revelaron en sus confesiones que nuevamente los Estados Unidos y el Reino Unido estaban buscando otro golpe de Estado en Irán. Se pusieron en contacto con Bakhtiar a través de un tercero, el coronel Bani-Amri, y proporcionaron apoyo financiero a los golpistas. Más de 700 fuerzas militares y unos 400 civiles estaban listos para lanzar el golpe. Se habían coordinado con Saddam de Irak para crear inseguridad en las fronteras de Irán y poder llevar a cabo sus planes sin problemas.

Después del intento de golpe fallido, sus líderes fueron juzgados y ejecutados, y así fue cortado de raíz otro plan estadounidense para traer de vuelta a la dictadura del régimen de los Pahlavi.

oma/hnb

Comentarios