• Autoridades y pueblo de Irán lamentan fallecimiento de Rafsanyani
Publicada: lunes, 9 de enero de 2017 13:04
Actualizada: lunes, 9 de enero de 2017 13:53

Las autoridades y el pueblo de Irán lamentan el fallecimiento del ayatolá Ali Akbar Hashemi ‎Rafsanyani.

El inesperado fallecimiento del ayatolá Ali Akbar Hashemi ‎Rafsanyani, autoridad de alto rango y una de las figuras más influyentes de la Revolución Islámica de Irán, ha dejado en luto a la nación iraní. El Líder de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, ha calificado a Hashemi de viejo aliado y expresado su hondo pesar por su pérdida.

También ha dado su pésame por el fallecimiento de Hashemi el presidente de Irán, Hasan Rohani, que calificó al difunto clérigo de héroe nacional en la lucha contra el colonialismo y los poderes hegemónicos.

Hashemi ‎Rafsanyani falleció el domingo a los 82 años de edad por un ataque cardiaco. Su muerte coincidió con el aniversario del inicio de las marchas que terminaron en la victoria de la Revolución Islámica, una victoria en la que Hashemi desempeñó un rol importante.

Antes de la Revolución Islámica, Hashemi, estuvo como joven clérigo en la disidencia y fue encarcelado varias veces por oponerse al régimen del Shah. Fue un gran aliado del fundador de la República Islámica de Irán, el Imam Jomeini (la paz sea con él), en su camino hacia la Revolución Islámica.

Tras la victoria de la Revolución en 1979, Hashemi ocupó varios altos cargos: fue presidente de Irán desde 1989 hasta 1997; ejerció el cargo de presidente de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles) desde 1980 hasta 1989, y desde 2007 hasta 2011 ocupó la jefatura de la Asamblea de Expertos.

Durante estos años y hasta su fallecimiento, Hashemi también fue presidente del Consejo de Discernimiento del Sistema de la República Islámica de Irán, organismo cuya formación había impulsado él mismo en 1981.

Rafsanyani también desempeñó un papel crucial durante la guerra impuesta por Irak contra Irán.

El difunto clérigo fue aliado fiel del Líder de Irán. La célebre frase anunciada por el ayatolá Jamenei en 1997 sobre Hashemi Rafsanyani demuestra esta proximidad. El Líder dijo: "Nadie es igual que Hashemi para mí".

Rafsanyani permaneció leal a la causa de la Revolución hasta el último día de su vida.

xsh/mla/nal

Comentarios