• Soldados noruegos desplegados en una base militar en Afganistán, 17 de mayo de 2010.
Publicada: martes, 3 de mayo de 2016 4:58

El Gobierno de Noruega informa del envío de 60 asesores especiales a Jordania con el fin de entrenar y proporcionar apoyo operacional a los llamados “rebeldes moderados” sirios, que luchan contra el Gobierno de Damasco.

“El contingente de alrededor de 60 soldados proporcionará capacitación, asesoramiento y apoyo logístico a los grupos locales sirios que luchan contra el EIIL. La contribución de Noruega incluirá personal de las fuerzas especiales noruegas”, reza un comunicado emitido el lunes por el Gobierno noruego.

Luego de indicar que las fuerzas noruegas serán desplegadas en una base en Jordania, la nota explica que el objetivo de esta decisión consiste en realizar una nueva contribución militar a la operación de la llamada coalición internacional anti-EIIL, liderada por EE.UU. y de la que Noruega es un miembro.

El contingente de alrededor de 60 soldados proporcionará capacitación, asesoramiento y apoyo logístico a los grupos locales sirios que luchan contra el EIIL. La contribución de Noruega incluirá personal de las fuerzas especiales noruegas”, reza un comunicado del Gobierno noruego.

A este respecto, la primera ministra de Noruega, Erna Solberg, recordó en la misma jornada del lunes que esta decisión de Oslo es por el avance del grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe) y su consiguiente efecto en la seguridad nacional, pues hoy en día, la banda terrorista constituye una amenaza mucho más allá de la región de Oriente Medio.

“Europa también está siendo objeto de actos de terrorismo y violencia, como hemos visto en París, Bruselas y Turquía”, agregó al respecto.

De acuerdo con la ministra, la misión de esos 60 militares noruegos se desarrollará exclusivamente en el territorio jordano y una eventual operación en el territorio sirio requerirá el permiso del Parlamento del país europeo.

Este anuncio del Gobierno de Oslo tiene lugar días después de que Estados Unidos enviara al menos 150 soldados estadounidenses a zonas bajo el control de los kurdos en el norte de Siria para contribuir en labores de “entrenamiento y apoyo”.

Se trata de la mayor expansión de las tropas terrestres del país norteamericano en Siria desde el comienzo de la crisis siria en marzo de 2011. Desde 2014, el Gobierno de Washington se había limitado a una campaña aérea anti-EIIL en Siria e Irak.

Es de mencionar que actualmente Noruega tiene desplegados a 120 militares en Irak con el fin de ayudar a las tareas de entrenamiento de las fuerzas iraquíes y kurdas que luchan contra EIIL en el norte de Irak.

tas/rha/mrk

Comentarios