• Familiares de los 43 estudiantes mexicanos desaparecidos y los miembros del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) dan una rueda de prensa en la capitalina Ciudad de México, 9 de febrero de 2016.
Publicada: domingo, 3 de abril de 2016 16:54

Los padres de los 43 normalistas mexicanos, desaparecidos desde septiembre de 2014, denunciaron que "no es creíble" el nuevo peritaje de la Fiscalía, lo cual alega la quema de al menos 17 de ellos.

"Definitivamente, los padres de familia estamos en la postura de rechazo hasta que no haya una verdad científica en donde participen todos los expertos", afirmó el sábado Felipe de la Cruz, portavoz de los padres de los 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa en la ciudad de Iguala, en el estado de Guerrero (sur).

Así aludió al hecho de que la Fiscalía de México presentó el viernes un nuevo peritaje sobre el caso de los 43, según lo cual hay suficientes evidencias de que en la noche de los sucesos allá en 2014 se quemaron al menos 17 seres humanos en un basurero en la cercana localidad de Cocula, con lo que reabre la hipótesis inicial de que los restos calcinados del basurero puedan pertenecer a alguno de los desaparecidos estudiantes.

Definitivamente, los padres de familia estamos en la postura de rechazo hasta que no haya una verdad científica en donde participen todos los expertos", afirmó Felipe de la Cruz, portavoz de los padres de los 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa.

Mientras la Fiscalía del Estado mantiene la idea primera de que los jóvenes fueron atacados por policías corruptos de Iguala, quienes los habrían entregado a integrantes del cártel Guerreros Unidos, y estos a su vez a otros sicarios, que los habrían asesinado e incinerado, el Grupo Interdisciplinario de Expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (GIEI) criticó y rechazó la idea.

Para el vocero, lo informado por la Procuraduría General de la República (PGR) tiene el objetivo de sostener la “verdad histórica” del exprocurador de Justicia, Jesús Murillo Karam, quien fue destituido de su cargo por el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, debido a las críticas recibidas por su investigación del caso.

Por su parte, la Fiscalía mexicana se defendió en la misma jornada del sábado de las críticas de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en su contra, y reiteró que el nuevo peritaje se hizo en base a un acuerdo alcanzado con el GIEI y "que se respetó en todo momento" y "de ninguna manera es unilateral".

Mientras tanto, Clemente Rodríguez, uno de los padres de los 43 indicó que los familiares rechazan dicha versión por suponer que la misma es volver "otra vez" al punto de partida, puesto que el nuevo peritaje implica el rescate de la hipótesis de que los estudiantes fueron quemados, algo que ya había sido descartado desde hace tiempo.

Expresó que el Gobierno se empeña en hacer que la gente "crea" que los quemaron: "El Gobierno se mantiene en esta postura y nosotros también vamos a mantener una postura para decir que no han cumplido los puntos que les hemos dicho y no han ayudado. Parece que todo esto otra vez vuelve a ser planeado".

bhr/ktg/mrk

Comentarios