• Un sistema de defensa antiaérea S-400, fabricado por Rusia.
Publicada: jueves, 30 de agosto de 2018 13:08
Actualizada: jueves, 30 de agosto de 2018 15:04

La India podría enfrentar las sanciones de EE.UU. si compra a Rusia nuevas armas, incluido el sistema de defensa S-400, advierte un funcionario del Pentágono.

EE.UU. está alarmado ante la posible decisión de La India, un aliado militar estadounidense cada vez más importante y el mayor importador de armas a nivel mundial, de comprar nuevas armas a Rusia, incluidos los avanzados sistemas de defensa antiaérea S-400.

Washington promulgó una ley en agosto de 2017 con el propósito de castigar a las empresas extranjeras que hagan negocios con la industria de defensa de Rusia. Pero el Congreso estadounidense ha otorgado al presidente y al secretario de Estado de EE.UU. la opción de conceder exenciones a algunos de sus aliados.

El secretario de Defensa adjunto de EE.UU. para Asuntos de Seguridad en Asia Pacífico, Randall Schriver, dijo el miércoles que la decisión de eximir a La India de algunas sanciones había creado la impresión de que Washington protegería a Nueva Delhi “de cualquier consecuencia de esta legislación sin importar lo que hagan”.

“Todavía tendríamos preocupaciones muy importantes si La India buscara nuevas plataformas y sistemas (de Rusia). No me puedo sentar aquí y decirles que estarían exentos, que usaríamos esa renuncia”, dijo Schriver a una audiencia reunida en la Fundación Carnegie para la paz internacional en Washington (capital estadounidense).

Schriver sostuvo que EE.UU. siente gran preocupación si La India compra los S-400 rusos y prefiere que los indios busquen alternativas para suministrar sus necesidades de defensa. “Vamos a ver si podemos ser un socio de La India para abordar esas necesidades de defensa”, agregó.

Todavía tendríamos preocupaciones muy importantes si La India buscara nuevas plataformas y sistemas (de Rusia). No me puedo sentar aquí y decirles que estarían exentos, que usaríamos esa renuncia”, dijo el secretario de Defensa adjunto de EE.UU. para Asuntos de Seguridad en Asia Pacífico, Randall Schriver.

 

El pasado jueves, la portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Heather Nauert, amenazó con imponer sanciones contra cualquier país que pretenda comprar los sistemas de defensa antiaérea rusos S-400.

Washington ha amenazado también, en múltiples ocasiones a Turquía de no comprar los S-400 rusos, de lo contrario, detendrá la entrega de cazas F-35 a Ankara.

Ante tales amenazas, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, le ha propuesto a Rusia producir, de manera conjunta, el sistema de misiles antiaéreos de última generación S-500, desafiando así a EE.UU.

ftm/ktg/mtk/hnb