• El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, en una rueda de prensa en Tokio, 30 de enero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 4 de febrero de 2020 22:36

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, asegura que la unidad de la Fuerza Marítima de Japón no participará en operaciones militares de EE.UU. en el Oriente Medio.

El martes, en una reunión del Comité de Presupuesto de la Cámara de Representantes de Japón, Shinzo Abe explicó que “la unidad de la Fuerza de Autodefensa Marítima desplegada en el oeste de Asia no participará en los ejercicios militares de EE.UU., ni estará bajo el mando norteamericano en operaciones militares en la región”.

Abe enfatizó que Japón tampoco realizará intercambios de información, pues se considera como participación en una operación militar estadounidense.

Japón, aunque es el aliado asiático más cercano de Estados Unidos, se ha mostrado reacio a unir fuerzas con Washington en el Oriente Medio, dados sus estrechos lazos diplomáticos y económicos con Irán. De hecho, Tokio se ha ofrecido a actuar como intermediario entre los dos países para ayudar a aliviar la tensión en la zona.

 

Aunque, según las autoridades japonesas, la decisión de desplegar fuerzas japonesas en el Oriente Medio es independiente del plan de EE.UU. y tiene como objetivo garantizar la seguridad en la región y reducir las tensiones agravadas en extremo tras el atentado de EE.UU. en Bagdad que acabó con la vida de Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds, del Cuerpo de Guardianes de la República Islámica de Irán (CGRI)—, cientos de nipones se manifestaron en contra de esta decisión de Tokio.

Los manifestantes aducen que la medida del Gobierno de Tokio solo provocará más tensiones en la región.

El primer ministro Shinzo Abe ha tratado de mediar entre Washington y Teherán, cuyas relaciones se deterioraron desde que el presidente estadounidense, Donald Trump, retiró a Estados Unidos del acuerdo nuclear de 2015 entre Irán y las potencias mundiales y reimpuso sanciones contra el país persa.

mrz/lvs/nii/